Fidel en números

Números. Los números son lo único que hace que los seres humanos estemos todos de acuerdo. Los números parecen indiscutibles, nos miran altaicos y esplendorosos desde un pedestal de cristal donde yacen impolutos, libres de toda crítica o cuestionamiento. Los números parecen ser la única certeza en un mundo donde dudamos de todo, hasta de nuestra propia existencia.

La ciencia nos dice que si los números concuerdan con lo real, las cosas son así. Si las cuentas cierran, todo cierra. Pero la historia es todo lo contrario. Es el campo donde se masacran las opiniones, donde la razón se embarra hasta desaparecer. Sin embargo, la historia nos riega de números a cada paso.

Decir que Fidel Castro sobrevivió a once presidentes estadounidenses distintos es algo que no dice mucho de por sí. Pero si le agregamos que sobrevivió a 638 intentos de asesinatos y un intento de invasión en la Bahía de Cochinos, la cosa toma otro color.

Fidel o Castro, como prefiera llamarlo, dejó un tendal de números, cifras, datos y estadísticas. Quizás sea por eso que ostenta el récord del discurso más largo alguna vez dicho en una Asamblea de las Naciones Unidas, o el récord de estar hablando 420 minutos ininterrumpidos en el Congreso del Partido Comunista Cubano de 1984.

Veinte puntos eran los que proponía el bando triunfante de la Revolución Cubana. Desde la reforma agraria hasta rebajas en tarifas de electricidad o en los precios de los alquileres. También se nacionalizaron casi de inmediato los principales motores económicos de la isla, especialmente el sector azucarero. Quizás por eso hoy Cuba tiene solamente un 2,7% de desocupados.

Luego vendría el bloqueo norteamericano que golpeó de lleno la economía cubana e hizo sacudir los cimientos de la Revolución. Fue entonces donde el gobierno cubano debió apelar a un racionamiento de los recursos de la isla, lo cual hizo que la economía se estanque. Hoy en día, uno de los sectores más rentables es la industria del turismo. Cuba es una isla paradisíaca que año tras año recibe millones de visitantes. Aún así, se observa un claro retroceso de los ingresos que dejan los turistas en el país, a pesar de ser cada vez más visitados.

Sin embargo, los indicadores socioeconómicos de Cuba muestran otra cara. La expectativa de vida de un cubano al nacer es de 79 años, la más alta de Latinoamérica. Por cada nueve alumnos cubanos hay un docente, a nivel mundial solamente es superada por Noruega. Es que claro, el 52% del presupuesto anual se destina a servicios sociales.

Cuando se trata de personalidades amadas y odiadas al mismo tiempo, los números se transforman en una herramienta indispensable. La historia no absuelve a nadie, somos nosotros los simples mortales los encargados de juzgarla.

Etiquetas:

Top