Ley de Bosques Nativos: ¿Saqueo o Protección?

Ley de Bosques Nativos: ¿Saqueo o Protección?

Por Ezequiel Peressini, Legislador Provincial del Frente de Izquierda

El Gobierno de la Provincia tiene un claro plan político: profundizar la entrega de nuestros bosques nativos al saqueo capitalista de tres sectores de la economía: el agroganadero, el minero y el inmobiliario. Es por esto que el proyecto de la nueva Ley de bosques nativos busca reducir las zonas rojas protegidas y convertirlas en “Amarillas”, aunque todavía no presentaron el mapa, están dispuestos a aprobar el marco legal para poder hacerlo.

Veamos un ejemplo: 1 hectárea en Zona Roja, que pasa a ser Zona Amarilla, incrementa su valor inmobiliario en 300 dólares, si esa hectárea además es desmontada, su valor se eleva en ¡900 dólares! Un informe de la Federación Agraria insiste en reducir la zona roja a tan solo 500.000 hectáreas, 1 millón y medio menos de las 2 millones que actualmente tenemos. ¡O sea, buscan elevar la rentabilidad inmobiliaria en 1.350 millones de dólares! Este es uno de los grandes negocios.

El saqueo llegó hace rato.

Actualmente sólo nos queda el 3% de nuestro territorio con cobertura de bosque nativo. Entre 1998 y 2014 en la provincia se deforestaron 295.005 hectáreas. Desde la sanción de la Ley de Bosques nacional 26.331 se desmontaron 5.578 hectáreas de bosques que se encontraban protegidos por la normativa.

O sea que bajo la Actual Ley de Bosques, en el gobierno de Unión por Córdoba (UPC), con su Secretaria de Ambiente, nunca se protegió el Bosque Nativo sino que se profundizó el desmonte. Es por eso que en la actual ley buscan “blanquear” el desmonte ejecutado (ya sea ilegal, o autorizado) y así permitir actividades económicas intensivas en bosques que actualmente están protegidos.

¡Abajo el Proyecto del Gobierno!

Quienes venimos enfrentado los proyectos saqueadores del sistema capitalista y sus gobiernos, hemos obtenido un primer triunfo. Primero: logramos a través de un amparo ante la justicia, que acompañado por la movilización, impuso al gobierno la suspensión de la audiencia pública trucha con la que el oficialismo quería convidar a un inerte debate. Además, logramos que los Legisladores del bloque de UPC no pueda tratar el proyecto en la última sesión del año (como lo tenían planeado). Esto nos permite volver a trabajar e instalar un proceso de discusión que nos permita impulsar la más amplia movilización, ya no para repudiar el Proyecto del Gobierno, si no poder elaborar nuestro proyecto, el cual nunca vendrá de la mano de UPC ni del bloque Cambiemos, ya que representan los intereses de los grandes empresarios.

La actual Ley de Bosques fue producto de la manipulación que el gobierno realizó de un profundo proceso de discusión que duro más de dos años (desde 2007 a 2009). En la sesión de aprobación, el Gobierno a través del ex legislador Falo modificó el proyecto original de la COTBN, a pedido de CARTEZ y la Sociedad Rural Argentina permitiendo la destrucción de nuestro bosque nativo. Así lo denunciábamos con nuestra compañera Liliana Olivero, quien presento el proyecto elaborado por la COTBN: “La Ley que van a aprobar es la Ley del Desmonte”. Tenemos el desafío de recuperar esa discusión y refundar la COTBN sobre la base de la unidad de todas las asambleas y organizaciones que a lo largo y ancho de nuestra provincia se movilizan en defensa del ambiente. Así, quienes echaron a Monsanto de Malvinas Argentinas, los vecinos de José de la Quintana que enfrentan a la mina “Sol de Venus” y su contaminación, o los de Santa Ana que insisten en que no desean tener el basurero provincial de CORMECOR en el patio de sus casas. Como también quienes luchan por la erradicación de la fábrica de Porta Hnos en el Sur de la ciudad de Córdoba, junto a los vecinos de las Sierras Chicas que enfrentan los grandes countries y canchas de golf en las zonas rojas y los pequeños campesinos que son quienes viven y saben trabajar el bosque nativo y cientos de organizaciones sociales y políticas podemos confluir en estas experiencias y lograr la coordinación y movilización necesaria para derrotar definitivamente el proyecto del gobierno y conquistar la ley de bosques que Declare la Emergencia Ambiental, el presupuesto provincial para las remediaciones del territorio devastado y la prohibición taxativa, actualizando el mapa de nuestra provincia.

Este proyecto no puede ser enchalecado en el falso debate y “consenso” que propone el gobierno y el poder legislativo. Es claro que la Legislatura de Córdoba funciona como una “Escribanía de Lujo” para los proyectos del oficialismo: así reformaron la Ley de Jubilación dos veces o aprobaron la actual Ley de Bosques. Siempre lo hacen contra el pueblo trabajador. Los mecanismos de participación no pueden quedarse en audiencias públicas no vinculantes, ni bajo los falsos mecanismos participativos de la Ley General de Ambiente, ni la de Presupuestos Mínimos de la Nación. Necesitamos poner en pie un fuerte movimiento que debata democráticamente, que intercambien experiencias, que se movilice en toda la provincia para dar vuelta la correlación de fuerzas: en la legislatura quienes defendemos el Bosque nativo somos minoría, pero en las calles somos mayoría. Sabiendo esto y junto a los trabajadores y el pueblo podremos ganar. Esa es nuestra intención y la del Frente de Izquierda.

 

 

Etiquetas:

Top