Los cuidados ante el sol

Los cuidados ante el sol

Llegó el verano y las actividades al aire libre aumentan, por lo tanto la piel está más expuesta al sol. Ante ello, es importante saber cuáles son los efectos de los rayos ultravioletas, como protegernos y que recaudos tomar.

La piel utiliza la luz solar para ayudar a fabricar vitamina D, la cual es importante para la formación normal de los huesos. No obstante, los rayos ultravioleta pueden ser muy perjudiciales.

Dentro de la capa epidérmica (exterior) de la piel hay células que contienen el pigmento llamado melanina, la misma protege la piel de los rayos ultravioleta del sol, que pueden quemar la piel y, con el tiempo, reducir su elasticidad y causar que una persona envejezca prematuramente.

¿Por qué nos bronceamos? El bronceado tiene lugar porque la exposición a la luz solar hace que la piel produzca más melanina y se oscurezca. El bronceado se va desvaneciendo a medida que estas células llegan a la superficie y se caen. Demasiada exposición a los rayos ultravioleta o UV puede causar quemaduras solares.

Quemaduras Solares

La quemadura solar se presenta cuando el grado de exposición al sol o a una fuente de luz ultravioleta excede la capacidad de la melanina para proteger la piel.

Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más.

Los posibles síntomas incluyen:

  • Piel roja y sensible que está caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea.
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.

 

 

Sunburn

Los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales. Sin embargo, el daño a las células de la piel con frecuencia es permanente, lo cual puede tener efectos serios a largo plazo, que incluyen cáncer de piel.

Cáncer de piel

El cáncer de piel es el cáncer que crece en las células de la piel. Todo el tiempo las células de nuestro cuerpo se están renovando. Las nuevas células nacen para reemplazar a otras que mueren. El cáncer altera este ritmo natural. Nuevas células crecen cuando no son necesarias. O las viejas células que deberían morir, no lo hacen.

Las células que sobran forman una masa de tejido que es lo que se llama tumor. El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en los seres humanos. Uno de cada 3 nuevos cánceres detectados, es cáncer de piel.

De los distintos tipos de cáncer, el carcinoma es el más frecuente y aparece sobre todo en la zona de la cara, orejas y cuello. El Melanoma, es el tipo más agresivo y tiende a diseminarse a otros órganos vitales.

El sol es el causante del cáncer de piel en 9 de 10 casos. Nuestra piel absorbe las radiaciones ultravioletas emitidas por el sol a lo largo de toda nuestra vida. Estas radiaciones se acumulan y a largo plazo causan daños irreversibles.

Auto examen: ¿Cuáles son los síntomas?

Es recomendable realizar un auto examen. Es fácil y rápido. Se debe hacer frente al espejo y con mucha luz.

Lo que debemos buscar cuando nos examinamos se resume en lo que se llama el ABCDE.

Consulte inmediatamente a su dermatólogo si alguno de sus lunares presenta estas características. Otros signos de alarma son: sangrado, picazón, molestias o dolor, hinchazón, aumento de la consistencia y progresión del color de un lunar a la piel adyacente.

¿Cómo puede prevenirse?

Evitar el sol es la mejor forma de prevención. Así también la educación sobre las medidas de protección solar.

Es aconsejable:

  • No exponerse al sol entre las 10 y las 16hs cuando los rayos UV causan más daño. Menores de 6 meses no deberían exponerse al sol en absoluto.
  • Usar protector solar en todo el cuerpo.
  • Usar ropa adecuada para protegerse del sol, como ser: sombreros de ala ancha, anteojos, remeras de manga larga.
  • Evitar el uso de camas solares.

 

Estadísticas en América: 

Según la Asociación Americana del Cáncer, en 2015 se presentarán 75.000 nuevos casos de cáncer de piel en Estados Unidos. Uno de los cánceres más agresivos de este tipo es el melanoma.

En América Latina, el país que lidera los índices de cáncer de piel es Uruguay. Allí se presentan 200 casos de melanoma cada año.

Hace pocos años se podía decir que moría un uruguayo cada cuatro días por cáncer de piel. Ahora ocurre cada tres, según información que se desprende de la última publicación del Registro Nacional del Cáncer. Desde hace varias décadas se registra un fuerte incremento en su incidencia en Uruguay, especialmente en su forma más grave, el melanoma, y actualmente es el cáncer más frecuente del país.

Etiquetas: ,

Top