¿Quién es él más peronista?

¿Quién es él más peronista?

Por Cristian Pérez – Periodista – @perezcristianm

Schiaretti abrió las sesiones legislativas con un tono mediador. Manifestó que no cambiará la composición del congreso en octubre y dijo que representa al peronismo revolucionario y que nunca se olvida de su origen de clase, hijo de barrio Talleres oeste. Para la oposición política todo lo bueno de la gestión estuvo exagerado y lo malo fue obviado.

En un discurso en el que no prevalecieron las figuras de amigos y enemigos como en ocasiones anteriores, el gobernador cordobés, sostuvo que la gobernabilidad se ejerce y construye en “acuerdo” con el gobierno nacional y pidió trabajar en el consenso político.

Los gestos hacía Mauricio Macri denotan el nivel la necesaria y utilitaria convivencia porque gran parte de la obra pública y los anuncios provienen de recursos nacionales. Desde el radicalismo advirtieron al presidente de la hermética e histórica dupla entre De la Sota y Schiareti. Macri prometió cortarle los viveres si no cumple con el ya explícito acuerdo.

Seguramente esa concordia se verá reflejada en los votos necesarios de próximos debates a cambio de garantizar el dinero para avanzar en las obras anunciadas y poco ejecutadas durante el 2016. 

Éste es el caso de la nueva licitación de los gasoductos troncales, obra que costará $800 millones (hasta el momento sólo de consiguieron un tercio del monto de la obra) El gobierno provincial destinó $150 millones y hace unos días el gobierno nacional anticipó que financiará $110 millones a través del fondo de garantía de ANSES.

Schiaretti, tampoco escapó al fácil discurso optimista del futuro, pero describió el crítico momento social de los sectores más vulnerables del presente e insistió que el peronismo, en tiempos de crisis, tiene que posicionarse en apalear las dificultades sociales.

Desde el peronismo entienden que la crisis necesita contención social para garantizar esa gobernabilidad social. De allí que el gobernador apeló a una indirecta y tibia a la economía por derrame y al rol del Estado que imparte justicia social.

Desde todo el arco político marcaron la falta de autocrítica de las políticas de seguridad y la falta de controles o escándalos en la obra pública del gobierno provincial

Sin legitimidad Social 
Con respecto al rol del cuerpo legislativo el gobernador dijo que “teniendo los votos necesarios para impulsar una nueva Ley de ordenamiento territorial, pero sabiendo que afecta a las futuras generación, se decidió que si no hay consenso”  que la ley no se votará sin legitimidad social.

Etiquetas:

Top