Sierras Chicas hace memoria

Sierras Chicas hace memoria

Se cumple un nuevo aniversario del temporal que arrasó con todo en las localidades de Sierras Chicas.

Calles intransitables, puentes y caminos destrozados, autos llevados por el cauce del río, innumerable cantidad de familias evacuadas, casas imposibles de habitar y lo más lamentable, la cantidad de personas fallecidas que dejaron los 250 mm de lluvia caídos aquel 15 de febrero de 2015.

Dos años después, nos preguntamos: ¿Algo cambio? ¿Hubo respuestas por parte del gobierno? ¿Cómo siguió la vida de tantos vecinos afectados?

Para respondernos una a una todas las preguntas, nos comunicamos con algunos protagonistas de tan inesperado y catastrófico hecho.

Adrian Flores, vecino de barrio Loza en la localidad de Río Ceballos, en dialogo con Mauricio Díaz: periodista de Radio Gen, expresó que desde lo ocurrido sólo se obtuvieron soluciones parciales e individuales.

La medida más recurrente por parte del gobierno, según cuenta Flores, fue la entrega de viviendas a todas aquellas familias que lo perdieron todo. Fueron alrededor de 50 familias, de las cuales 12 aún esperan su casa que se encuentra en proceso de construcción.

Otra de las promesas por parte del Estado fue la instalación de una alarma comunitaria que diera aviso en caso de una imponente crecida. La misma fue construida pero sólo funciona de forma manual, es decir, en caso de tormenta los mismos vecinos deben activarla “cuando ya tengan el agua hasta el cuello”, como manifiesta Adrían Flores. Esto, sin mencionar la falta de mantenimiento que posee.

No obstante, se sigue permitiendo la construcción en altura por lo que si caen 60 mm de agua, la zona de Unquillo y Villa Allende se inunda dado a que el agua no escurre producto del continuo desmonte.

Otra de las declaraciones fue realizada por Pablo Ligato, representante de la localidad de Unquillo en la Asamblea de Sierras Chicas.

“No ha pasado casi nada”, cuenta Pablo al referirse a los cambios realizados en estos dos años del acontecimiento. Según expresa, no se desarrollaron ningún tipo de obras de prevención por parte del gobierno, sólo el 50% de lo ejecutado son obras viales.

No obstante, mencionó también las alarmas manuales y destacó que ninguna está conectada ni coordinada a servicios meteorológicos, pluviómetros y/o defensa civil.

“Nadie se va a animar a poner una escalera para activarla”

Además señaló la falta de sistemas de desagües y el desastroso estado desde hace ya 2 años de los puentes, sin contar su falta de iluminación preventiva en los mismos.

Con respecto a las respuestas inexistentes del gobierno, expresó que en Unquillo hay familias que aún esperan sus viviendas mientras el Intendente se preocupa por la creación de un Corsodromo.

“El gobierno trabaja de esa manera: reunión, reunión y no nos llevamos nada”

Por otra parte, comentó que una de las medidas tomadas por el grupo representante de vecinos fue la resolución de un recurso de amparo, presentado hace casi 2 años, para que el gobierno a través de medidas prepare a los pueblos ante fenómenos climáticos de tal estilo. Según cuenta Pablo, todavía esperan que el Juez actué y habilite la causa como ya lo hizo en la localidad de Jesús María.

Otra de las voces que nos brindó respuestas fue la de Joaquín Deon, Licenciado en Geografía e integrante activo en la Coordinadora Ambiental y de Derechos Humanos de Sierras Chicas.

En el testimonio, destacó nuevamente la demora en la entrega de viviendas y la falta de compromiso por parte del Estado con respecto al pago de los alquileres de aquellas personas afectadas.

“Los municipios y el Estado Provincial buscan generar mayores ingresos tributarios pero no se fijan en la calidad de los servicios ambientales”

Joaquín expresa que si bien el Estado intenta planificar, falla a la hora de ejecutar y eso derivo a que las movilizaciones y las medidas tomadas por parte de los vecinos no frenen y las luchas cada vez se afiancen más: “Sierras Chicas sigue de pie, sigue reconstruyéndose y sigue saliendo adelante”.

Haciendo Memoria…

El Lic. Joaquín Deon relata que la región de Sierras Chicas sufrió con el correr de los años una serie de inundaciones. La primera de ella fue en 1924 pero la del 15 de febrero de 1939 se documentó como la primera catástrofe que afectó a Villa Allende, Saldán y Unquillo: “Esa inundación le costo 5 vidas a Sierras Chicas”.

Según explica el especialista, lo que viene sucediendo hace ya desde la década del 40 es que cada vez avanza más el desmonte y la perdida del bosque nativo y por otro lado, se produjo un ascenso en la urbanización y con ello de las prácticas mineras que afectan y producen impacto ante fenómenos climáticos como los ocurridos.

Aquel 15 de febrero de 2015 fue y será una fecha inolvidable para muchos habitantes de las localidades de Sierras Chicas. Ese día cayeron poco menos de 300 milímetros de lluvia causando una inundación que quedará en la memoria de los cordobeses para siempre. (Ver: EN PRIMERA PERSONA por Gonzalo Gregorio,  Pía Cruzado y Luis Nañez)

Según datos del gobierno provincial hubo más de 300 evacuados en la ciudad y una pérdida en toda la zona de Sierras Chicas de unos $2.000 millones.

 

Fuente: VILLA ALLENDE A 3 MESES por Gonzalo Gregorio,  Pia Cruzado y Luis Nañez

Vecinos Autoconvocados

Como manifestó Joaquín Deon, las asambleas convocadas por vecinos de Sierras Chicas lo que buscan es luchar y encontrar la solución a todos aquellos problemas reales de carácter estructural que es “decidir sobre el uso del suelo”.

Top