Despedido por denunciar desmontes

Despedido por denunciar desmontes

Facundo Fernández 

Biólogo

 

 

La provincia de Córdoba se encuentra en emergencia forestal, ya que sólo le queda el 3% de sus bosques nativos originales: de 12 millones de hectáreas, quedaron apenas 500 mil.

Frente a esta realidad, se está discutiendo un  proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo que pone en riesgo las pocas áreas protegidas de nuestra provincia.

Sin embargo, esta disputa no es nueva. En el año 2010 se realizó una propuesta de ordenamiento a partir de un trabajo de investigación participativa entre miembros de la Secretaria de Ambiente y diferentes organizaciones. No obstante, la misma fue cajoneada y los miembros que participaron despedidos.

¿Qué planteaba ese proyecto? ¿Cuál fue la razón de los despidos? ¿Por qué no se utiliza ese mapeo en el nuevo proyecto de ley? ¿Se puede trazar un paralelismo entre el año 2010 y el 2017? ¿Qué intereses están en juego?

En este marco, habló para Radio Gen, Facundo Fernández biólogo despedido de sus tareas técnicas en la Secretaría de Ambiente provincial por exigencia del abogado de Cartez y la Sociedad Rural, Raúl Carranza.

“Esta todo ligado lo que paso antes con lo que está pasando ahora”

Cuando en 2007 salió la Ley Nacional de Presupuestos Mínimos para la Conservación del Bosque Nativo 26331, la Secretaría de Ambiente de la provincia debía informar a la Nación cuanto bosque quedaba en pie y su estado de conservación.

“Nos pidieron que hagamos ese relevamiento y que marcáramos la zonificación en base a los criterios que fija la ley nacional, en cuanto a categorías de conservación: rojas (mayor conservación), amarillas (mediano estado de conservación) y verdes (porcentaje de bosque destinado al cambio de uso de suelo)” explicó el biólogo.

La ley de presupuestos mínimos establecía que el porcentaje de bosque que se tuviera en pie bajo la conservación roja o amarilla iba a recibir un pago por la categoría ecosistemica que ese bosque proveía.

De esta manera, la secretaria de ambiente presentó un proyecto participativo de ordenamiento que se adaptaba a la ley de presupuestos mínimos y a la realidad cordobesa.

El proceso duró aproximadamente dos años. Consistió en relevar toda la provincia con el apoyo de  los aviones de la dirección provincial aeronáutica, hacer transectas, campañas a campo con los técnicos de bosque nativo, fauna y sistemas de información geográfica, inventarios de acuerdo a censos poblacionales que había, entre otras cuestiones. En base a la información recolectada, se presentó un mapeo de bosques de la provincia para determinar qué cantidad exacta quedaba y cuál era su estado de conservación.

“Los resultados del año 2010 arrojaron que de las 12 millones de hectáreas de bosque que había cien años atrás, solo quedaba un 5%”

En base a ese porcentaje, se tomó la decisión de que en la provincia de Córdoba no podía establecerse como prioridad la categoría verde (tierras que se pueden entregar al desmonte) ya que el principal objetivo era proteger ese 5% de bosque nativo existente.

Con ese fin, se presentó una propuesta de ordenamiento que explicaba detalladamente como debía ser el proceso, la adaptación a la ley y los resultados. Conjuntamente se entregaron dos mapas de cobertura, uno que visibilizaba el porcentaje de bosque que quedaba en nuestra provincia y otro con el ordenamiento de las tres categorías.

“Propusimos que se recuperen sectores del mapa, marcados en amarillo, para que los espacios de conservación no estén tan fragmentados, ya que para la flora y fauna es inviable que funcione el ecosistema como isla, rodeados de mares de soja o de desertificación”.

Sin embargo, estas ideas se contrapusieron a las del gobierno provincial. “Cuando presentamos la propuesta de ordenamiento nos dijeron que estábamos locos, que ellos necesitaban superficie para desmontar a lo que respondimos que las categorías eran claras y que en las zonas rojas y amarillas no se podían desmontar. No solo que no les gusto, si no que a los que éramos contratados nos rajaron”, sentenció Fernández.

“Ocultaron los documentos y nos despidieron”

Luego de eso, según relata Facundo la provincia utilizó toda la información recolectada y se le dio otro sentido a las categorías. “El gobierno, resolvió el tema cambiando los criterios de las zonas marcadas y en el sector rojo permitieron el desmonte selectivo cuando está totalmente prohibido en la Ley Nacional de Bosques”

“Hay todo un ninguneo, todos los documentos que armamos no llegaron a ningún lado, fueron escondidos. Según nos dijeron, no podía ir en contra del Plan Ganadero que tenía Schiaretti en su primer mandato. Después de eso, nos echaron a todos.”

Hoy, a siete años de ese proyecto participativo que fue cajoneado la situación empeoró. Los nuevos mapas de cobertura vegetal visibilizan que de ese 5% de bosque nativo, solo queda el 3%.

“Cuando vos ves las imágenes del bosque de hace 100 años atrás, vas a ver que en estos últimos  36 años de gobiernos radicales se generó la mayor pérdida de bosque. Hay una relación del no cuidado del ambiente, de la pauperización de los sistemas de control y el vaciamiento técnico de la secretaria de ambiente

Foto de portada gentileza Ecos Córdoba

Facundo Fernández es biólogo, y en 2010 denunció ante la Secretaria de Ambiente los desmontes ilegales. Meses después es despedido de la Secretaria, a pedido de Cartez.

Top