¿Quiénes están detrás de la identificación de los desaparecidos?

¿Quiénes están detrás de la identificación de los desaparecidos?

“Soldado Argentino Sólo Conocido por Dios”. La frase de las 123 placas que marcan la sepultura de ex combatientes en el Cementerio Argentino de Darwin, en las Islas Malvinas y visibilizan la deuda de un país con su historia reciente.

El Equipo Argentino de Antropología Forense llevará adelante, entre junio y setiembre, el proceso de identificación de los 123 soldados enterrados como NN en las islas Malvinas. Este trabajo se suma a la tarea de identificación que aún siguen realizando sobre los desaparecidos en la última dictadura cívico-miliar.

En este marco, habló para Radio Gen Anahi Ginarte miembro del equipo argentino de antropología  forense para conocer la historia de este grupo, las tareas que desempeñan y como es el proceso de identificación de los restos encontrados.

 ¿Qué es el EAAF?

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) es una organización científica, no gubernamental y sin fines de lucro que aplica las ciencias forenses -principalmente la antropología y arqueología forenses- a la investigación de violaciones a los derechos humanos en el mundo. El EAAF se formó en 1984 con el fin de investigar los casos de personas desaparecidas en Argentina durante la última dictadura militar (1976-1983).

Continuando con el trabajo del Doctor Clyde Snow, quien comenzó con  las exhumaciones y análisis de restos esqueletarios, el EAAF está entre los grupos pioneros en la aplicación de las ciencias forenses para la documentación de violaciones a los derechos humanos.

En este sentido, Anahí Ginarte expresó“Surgimos como una necesidad de la sociedad de darle una respuesta a los familiares sobre el destino final de los desaparecidos. En ese marco las Abuelas de Plaza de Mayo necesitaban argumentos científicos que respalden sus reclamos”.

“Trabajar acá es asumir un compromiso social, es aportar un grano de arena a la reconstrucción histórica de lo que paso”

¿Cómo es el proceso de identificación?

Históricamente el equipo se financiaba con donaciones de fundaciones privadas europeas y estadounidenses. Desde 2004, además, ha contado con el aporte del Estado argentino, esto sumado al desarrollo de la genética posibilitó que en los últimos años se diera el mayor número de identificaciones.

En un primer momento, según relata Ginarte el proceso de identificación era muy complicado y demandaba mucho tiempo. La principal limitación era la falta de datos  ante mortem, es decir información sobre cómo era la persona en vida, desde el punto de vista biológico, de su contexto y cuestiones que tienen que ver con la edad, el sexo, la estatura, enfermedades, señas particulares, radiografías, fichas medicas u odontológicas. Muchos desaparecidos eran jóvenes que no tenían características específicas para comparar y a medida que pasaba el tiempo los datos se iban perdiendo.

No obstante, el desarrollo de la genética forense relacionada con la identificación de personas tomó gran impulso después del ataque a las Torres Gemelas. Se comenzó a trabajar con un software que permite realizar comparaciones de ADN masivamente.

Con el desarrollo tecnológico y el aporte económico del Estado, en 2007, el EAAF logró poner en marcha la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas, una campaña que busca recolectar muestras de sangre de familiares de desaparecidos durante la última dictadura. Así, se creó el Banco de Sangre de Familiares, que hoy cuenta con más de 10.400 muestras que representan alrededor de 4.200 grupos familiares.

A su vez, se desarrolló el laboratorio de genética forense en Córdoba donde se cruza la información genética con datos obtenidos del análisis antropológico, médico y de contexto.

Otras experiencias en el mundo

En 2007, el EAAF logró poner en marcha la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas, una campaña que busca recolectar muestras de sangre de familiares de desaparecidos durante la última dictadura. Así, se creó el Banco de Sangre de Familiares, que hoy cuenta con unas 10.400 muestras que representan alrededor de 4.200 grupos familiares.

Fuente: AudiovisualTelam

Top