Un manifiesto a la educación pública

Un manifiesto a la educación pública

Laura Vilches, la legisladora provincial del PTS-FIT Córdoba, delegada docente y miembro de la dirección nacional del PTS y de la agrupación de Mujeres “Pan y Rosas”, en entrevista con Radio Gen, contó cómo fue su paso por la escuela pública y todo su recorrido en el camino hacia la política.

Vilches tiene 32 años, es profesora de Letras y delegada docente de base. La misma, además de relatarnos su historia educativa, hizo un profundo análisis sobre la situación del sistema educativo actual.

“Yo creo que la educación pública, con todos los límites que tiene esta educación pública y la que yo viví, es una educación que esta sostenida por los docentes y es un derecho sin el cual yo no podría haber desarrollado las potencialidades que tiene cualquier ser humano y que con estímulos de la escuela y de la familia pueden alcanzar cosas impresionantes” 

¿Cómo fue tu recorrido por el colegio y cómo empezaste en la política?

Yo entre al Manuel Belgrano, al nacional dependiente de la Universidad Nacional de Córdoba en el año 93’, me egrese en el año 2000. Soy promoción 2000.

Y, con respecto a la política, de algún modo estuvo presente en todo momento en mi vida, tanto porque tengo padres, sobre todo mi papá que fue militante en los 70’ entonces fue una cuestión que siempre se discutió o se debatió de alguna manera. Fueron activistas ellos mismos, no sólo gremiales sino parte de las movilizaciones de resistencia a todos los planes de ajustes del menemismo. Y en particular, en el terreno de la educación, ambos son docentes entonces sufrieron directamente las consecuencias de toda la implementación de las leyes menemistas.

“En Córdoba con los gobiernos radicales, si hay un sector que fue directamente atacado fue el sector docente”

Desde mi propia experiencia, la participación política/gremial estudiantil en la escuela, estuvo presente desde los primeros años que ingrese. El Manuel Belgrano tiene una cultura de participación política muy importante que es  histórica y desde primer año fui delegada de curso. Eso combinado a la participación de la escuela en esos procesos de resistencia, tanto contra la ley superior como las leyes federales de educación, tuvo una participación destacada la escuela con su centro de estudiantes en las movilizaciones y yo era parte de eso.

“Soy la generación de los hijos de los desaparecidos”

¿Cuándo ingresaste, en primer año, que se discutía o cual era el clima que veías vos en esas discusiones o en esos encuentros?

Y, en el 93’ era más de cuestiones internas a la escuela, que tenían que ver con las condiciones (por lo que recuerdo, tenía 11 años). Hasta el 95’ que es donde se da el ataque a través de la Ley Federal, eran cuestiones más internas.

Está todo cruzado con el surgimiento de la “Organización Hijos”, en ese momento en el 96’ eran los 20 años del golpe, y está muy atravesado por un trabajo político-interno de docentes y estudiantes por la recuperación de la memoria política vinculada a la dictadura. Entonces había actividades de todo tipo, desde cine club, encuentros, campamentos, donde estos eran ejes de reflexión o de discusión.

Hablando de lo que terminaste eligiendo después, que es Letras. ¿Por qué llegaste a esa decisión? ¿Por qué seguir eso? ¿Siempre te gusto?

Fue una decisión de chica, siempre fui lectora y siempre en mi casa hubo bibliotecas, lo cual es muy importante y no existe en todas las casas, vinculado a mis viejos y a una preocupación constante de ellos por alimentar ese deseo en todos.

Además estuvo muy cruzado por una profe de Literatura de la secundaria, de 5to año, que fue desestructurante desde el punto de vista de las posibilidades que abría la literatura para la reflexión y para la discusión

¿Escribías?

Si desde chica escribo. Decir que escribo ahora no, no lo puedo afirmar.

“El deseo por la literatura no fue algo nunca muy consiente sino algo que existía y que se fue desarrollando como inquietud”

¿Cómo convive la política ahora con la Licenciada en Letras?

Creo que el problema del tiempo fue una dificultad en el primer año esencialmente de la tarea legislativa. Era algo nuevo, totalmente desconocido y que requería una concentración mucho mayor. Sin embargo, el vínculo con la literatura que es algo muy propio y muy constitutivo de mi subjetividad, lo mantuve tratando de mantener la lectura que es algo tan necesario como la respiración y el aire, y darle forma de crítica literaria que es otra de las cosas que me gusta.

“Durante estos años he seguido escribiendo en la revista Ideas de Izquierda”

La escritura de artículos o reseñas críticas sobre libros, ya sea de ficción, crónicas o estudios más profundos en términos teóricos que han sido resultado también de charlas que he dado, por ejemplo vinculando la literatura y las cuestiones de género o la problemática de la mujer es el modo en que se ha ido manteniendo ese deseo por la literatura y la reflexión sobre la literatura.

Puntualmente sobre la educación pública, ¿cómo lo podes comparar con lo que se vivió en los 90’, con las discusiones que ustedes llevaban en esa época? ¿Hay algún tipo de comparación y en qué situación hoy ves si puede llegar a haber algún tipo de resistencia, más allá de los maestros?

Sí, hay una comparación. Yo creo que en Córdoba hubo resistencia de toda la docencia. En cuanto a la comparación histórica, sí, creo que hay un intento de avance sobre la educación pública.

Creo que las palabras de Macri, diciendo que hay chicos que tienen el infortunio de caer en la escuela pública y están los otros que pueden pagar una escuela privada, da cuenta de la concepción profunda con respecto a cómo tiene que ser la educación en la Argentina.

“Yo creo que Macri estaría chochisimo con el sistema chileno y con los niveles de privatización que tiene la educación chilena”

Desde ese punto de vista sí hay un ataque y se puede comparar a lo que hizo el menemismo con la educación que fue un avance en sus rasgos privatizadores.

En los 90’ hubo resistencia, por eso la educación pública aun con límites se mantiene. ¿A qué me refiero con límites? La privatización efectivamente avanzó, que los Estados subsidien como parte de los presupuestos educativos a la escuela privada y a la escuela privada-religiosa, es un nivel de avance en la privatización porque es dinero que no está puesto en el sistema público y que en todo caso, si algún sector quiere comerciar con la educación que lo haga pero el Estado no tiene por qué sostenerlo.

“Creo que hay un intento de completar la tarea privatizadora que el menemismo no pudo”

Por otra parte durante toda la década pasada, el 2000 hasta antes de la asunción del gobierno de Macri, tampoco se revirtieron los elementos en que el menemismo había avanzado en términos de privatización.

Percibo que hay un debate de sectores vinculados al kirchnerismo desde los gremios que conducen y que están claramente alineados con esa fuerza política y que están de hecho llevando toda la fuerza social de los docentes que se oponen a estos avances en la educación detrás de la interna del partido, las reivindicaciones en la marcha docente del kirchnerismo como si hubiese sido el gran defensor de la educación pública dan cuenta de eso. Y desde ese punto de vista, decir claramente que en lo estructural el kirchnerismo no tocó un ápice del esquema menemista en la educación ni en lo que significó la descentralización del sistema educativo derivando a las provincias y dispersando el sistema educativo, acabando con un sistema único nacional.

¿Cuánto te queda de mandato?

Hasta el 2019.

Lo último, ¿de qué trata tu tesis y cómo te manejas con los tiempos?

Un poco esto que comentaba, elaboraciones que vengo realizando en torno a la literatura, al género y con algunas especificidades en algunas novelas es lo que se transformó en mi proyecto de tesis. De hecho la tesis es una investigación sobre cómo está representada en la literatura argentina la noción de violencia de género y el femicidio como concepto, antes que el “Ni Una Menos” estallara en junio del 2015. (VER: Problemas de Género)

Y con respecto a los tiempos, ha sido un desafío, el año pasado de hecho avance en la investigación empírica y ahora la tarea que me queda es la de la sistematización y esencialmente la redacción y eso está un poco complicado pero vamos a llegar bien.

Entrevista realizada por: Mauricio Diaz, periodista de Radio Gen.

Top