Ciberbullying: un fenómeno cada vez más presente en la escuela

Ciberbullying: un fenómeno cada vez más presente en la escuela

El Bullying es un fenómeno social cada vez más presente entre niños y adolescentes. Se trata de una problemática ya conocida y que sumada a las nuevas tecnologías, no hace otra cosa que amplificarse y manifestarse a través de nuevos formatos. Así, las redes sociales sintetizan hoy la forma más popular y cruel de acoso escolar que ya logró nombre propio: ciberbullying.

Según un estudio de UNICEF, en Argentina, 6 de cada 10 jóvenes se comunica a través del celular y 8 de cada 10 usan internet. “En este estudio el ciberbullying aparece como la experiencia negativa más mencionada entre los adolescentes” según María José Ravalli, especialista en Comunicación de UNICEF Argentina.

De acuerdo a lo desarrollado por el Equipo ABA (Anti Bullying en Argentina), el término Bullying fue desarrollado por Dan Olweus en la década del ‘70 para hacer referencia a una forma de maltrato, normalmente intencionado que se da en el marco de la escuela entre un estudiante (o un grupo de estudiantes) hacia otro alumno que es considerado el blanco habitual de los ataques.

Augusto Maidana psicólogo en la Universidad Nacional de Tucumán analiza este fenómeno social: Muchas de las consecuencias que trae esta problemática es un aislamiento del adolescente con la sociedad, deja esa búsqueda de la identidad, se refugia en el silencio, puede generar actitudes agresivas y en casos graves, pensamientos suicidas”.

¿Qué tipos de Bullying existen?

¿Qué tiene que ver el ciberbullying con el bullying o acoso escolar?

No son tan similares como podría pensarse. En ambos se da un abuso entre iguales pero poco más tienen que ver en la mayoría de los casos. El ciberbullying atiende a otras causas, se manifiesta de formas muy diversas y sus estrategias de abordaje y consecuencias también difieren. Sí es bastante posible que el bullying sea seguido de ciberbullying. También es posible que el ciberbullying pueda acabar también en una situación de bullying, pero desde luego esto último sí que es poco probable.

¿Cómo es la experiencia en otros países?

Kiva es el método finlandés que está acabando con el bullying en Europa. El exitoso programa se aplica en el 90% de las escuelas en Finlandia y ya se exportó a 10 países.

El método surgió de un compromiso entre la comunidad educativa y el gobierno finlandés. Tras una década de no lograr acabar con los casos de acoso escolar, se planteó seriamente atajar el problema y habló con un grupo de investigadores de la Universidad de Turku que llevaba 25 años estudiando las relaciones entre los niños. De esta manera, arrancó el programa KiVa, financiado por el propio Gobierno, y diseñado por este equipo.

Este procedimiento no se centra únicamente en la víctima y el acosador, sino en el grupo, esos testigos que apoyan el acoso. Y es que KiVa pretende influir en ellos para que no participen de estas acciones, y que puedan apoyar y defender a la víctima.

El programa asiste a los estudiantes en 3 etapas escolares: a los 7, a los 10 y a los 13 años. En cada una de ellas los pequeños asisten a varias clases en donde se les enseña a reconocer el acoso escolar. Hay diez lecciones y trabajos que se realizan durante todo el curso académico sobre el respeto a los demás y la empatía. Además, cuentan con material de apoyo: manuales para el profesor, videojuegos, un entono virtual, reuniones y charlas con los padres.

En cada colegio hay un equipo KiVa, formado por tres adultos que se ponen a trabajar en cuanto tienen conocimiento de un caso de acoso escolar o ciberbullying en el centro. También existe un buzón virtual, en el que las víctimas que no se atreven a contar su caso por miedo, pueden hacerlo en esta plataforma en donde nadie sabrá quién hizo la denuncia, pues es anónimo.

En el caso de los países adonde se ha llevado el programa, el acoso escolar ha disminuido entre un 30% y 50% durante el primer año de implantar el programa.

Holanda, Reino Unido, Francia, Bélgica, Italia, Estonia, España y Estados Unidos son algunos de los países que ya han aplicado KiVa en sus aulas.

Netflix y una serie contra el bullying 

Hannah Baker es una adolescente norteamericana promedio que un día decide quitarse la vida. Pero antes deja grabados trece cassettes contando las razones por las cuales tomó esta decisión. Así comienza 13 reasons why, la serie que produjo Selena Gomez, junto con su madre, Mandy Teefey, para Netflix.

Esta historia está basada en una novela de 2007 de Jay Asher y tras el estreno de sus trece capítulos en la plataforma, el 31 de marzo generó más de 3,4 millones de tuits.

La cantante aceptó producirla porque espera poder ayudar a muchos adolescentes que se vean reflejados por esta historia. Es así, que al final de la emisión de los trece capítulos (quizá haya una segunda temporada), hay un documental en el que hablan productores y actores, invitando a cualquiera que tenga un problema a visitar la página web www.thirteenreasonswhy.com, una comunidad para brindar ayuda a jóvenes y adultos.

Foto: Gentileza de Revista Adventista

Top