¿Castigo o Resocialización?

¿Castigo o Resocialización?

El Senado aprobó con modificaciones la reforma de la ley 24.660 que prohíbe la salida anticipada de los presos.

De esta manera el Estado genera una superpoblación en las cárceles del País, avanzando sobre los derechos de los presos y profundizando aquello que, supuestamente, venía a solucionar.

Cualquiera de nosotros sabe las condiciones en las que se encuentran las cárceles, no solo de la provincia de Córdoba, sino del País. Cárceles que no han sido creadas para “resocializar”, sino más bien para el castigo de los que entran y desbordan las estructuras.

Lamentablemente vivimos con la idea instalada por los medios masivos de desinformación que los “chorros” entran por una puerta y salen por la otra y mientras tanto las leyes nos venden los derechos y la resocialización de los presos como palabras bonitas. En las cárceles conviven personas continuamente humilladas, muchas veces habitada por gente inocente que espera que la justicia lenta concluya una investigación, pero así mismo se los trata como culpables, excluyéndolos de la calidad de “personas”.

Toda esta situación es aún más compleja al salir en libertad, porque sus antecedentes siguen figurando, generándoles de manera absoluta una dificultad al momento de reinsertarse a la vida laboral y social.

El Gobierno Nacional busca reformar una ley violando derechos y principios reconocidos internacional y constitucionalmente con un único fin, que no es otro que obtener rédito político de hechos que hoy son tapa de todos los medios de prensa. Además busca que no se cumpla el objetivo principal de la reinserción social.

El Gobierno Nacional le quiere hacer creer a la sociedad que la inseguridad se va a reducir con penas mayores, no viendo el fondo de la cuestión; no comprende que la idea es preventiva: se trata de eliminar las condiciones que promueven el delito antes que reprimirlo, porque para esto es menester la investigación científica, es menester escuchar a las personas privadas de su libertad,  es menester realizar diagnósticos y trabajar articuladamente con organizaciones e instituciones; es necesario comprender que las causas determinantes siempre son sociales y la inseguridad no se resuelve con mano dura.

Entonces no queda otra cosa que preguntarnos… ¿Las cárceles son realmente para resocializar? ¿O son solo de castigo?

Top