“Una muestra más de lo que nos pasa a las lesbianas en una sociedad heteropatriarcal que nos trata de disciplinar todos los días”

“Una muestra más de lo que nos pasa a las lesbianas en una sociedad heteropatriarcal que nos trata de disciplinar todos los días”

 

El mundo entero se alza en el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y la Bifobia para seguir luchando y pedir por una mejora de los derechos y libertades de la sociedad

 

Hace 27 años la Asamblea General de la Salud (OMS) eliminó de los manuales de psiquiatría la homosexualidad como enfermedad mental por lo que cada año no sólo se conmemora este logro, sino que además es un motivo más para salir a las calles a pelear por una mejora de los derechos y libertades de cientos de lesbianas, homosexulaes, bisexuales, intersexuales y transexuales, sin tampoco olvidar al Tercer Sexo o Genderqueer, aquellas personas que no se consideran mujeres ni hombres.

La temática de éste día, además, busca centrarse en las “familias”, ya que son consideradas el eje central para el bienestar de la comunidad. Se busca respetar el derecho de las mismas, fortalecer la voz de los padres y madres, la visibilidad de hijos e hijas de padres Lesbianas, Gays , Bisexuales, Transexules, Intersexuales y Queers (LGBTIQ) , recuperar los valores familiares desde una mirada progresista, etc.

En la actualidad, se estimas que más de 70 países en el mundo criminalizan la homosexualidad y condenan los actos sexuales entre personas del mismo sexo con penas de prisión. En al menos cinco de esos países se mantiene para estos casos la pena de muerte. Es una cifra que cambia constantemente ya que muchos de ellos deciden no seguir criminalizando la homosexualidad, mientras que otros tantos continúan sancionado leyes nuevas que castigan este tipo de actos. Y es que cuando hablamos de condena creemos que no podemos dejar de lado un caso puntual en Argentina, “Higui”.

Eva Analía de Jesús, tiene 42 años, vive en Bella Vista. En su vida se desempeñó en distintos tipos de oficios, entre ellos de obrera industrial y jardinera. Sus amigos y familiares la llaman “Higui”. Por ejercer libremente su sexualidad, sufrió por muchos años hostigamiento y ataques por parte de hombres del barrio de Variló, Provincia de Buenos Aires. Se enfrentó a varias situaciones de desigualdad y tuvo que salir a defender su sexualidad e integridad física, ella nunca dejó de encarar su realidad.

El 16 de octubre de 2016, fue atacada por 10 hombres. Le pegaron, la insultaron, la amenazaron e incluso intentaron violarla para “corregirla” por el simple hecho de ser lesbiana. Eva se defendió dándole un puntazo de arma blanca a Cristian Espósito, uno de sus agresores, que luego falleció. Se dictaminó juzgarla por homicidio ya que solo se tuvieron en cuenta las declaraciones de los agresores para dictar la prisión preventiva: Ella se defendió como pudo, con un cuchillo que clavó en el tórax a uno de sus agresores. Quedó inconsciente por los golpes y cuando se despertó la llevó la policía a una comisaría. Ella está presa y sus agresores sueltos“, señalan desde la Asamblea Lésbica Permanente.

Higui lleva 231 días presa: El intento de violación correctiva que sufrió es una muestra más de lo que nos pasa a las lesbianas en una sociedad heteropatriarcal que nos trata de disciplinar todos los días”, sostuvo este organismo.

Top