Cuando los datos abiertos son noticia

Cuando los datos abiertos son noticia

Los pedidos formales de información pública rara vez son contestados y terminan cajoneados en viejos escritorios de olvidadas dependencias. Son para el periodismo cartas de amores no correspondidos y es casi una obligación de oficio realizar esos trámites que no generan expectativa de respuesta. Sin embargo cada tanto, muy de vez en cuando, hay sorpresas.

 

El 21 de febrero realicé un pedido conforme a derecho a la Municipalidad de Córdoba de la nómina completa de empleados, funcionarios y asesores externos. La respuesta del Portal de Datos Abiertos fue automática enviando un código de identificación: AL-2716 para dar curso legal.

Hoy algunos de estos datos fueron publicados en el sitio gobiernoabierto.cordoba.gob.ar generando discusiones y debates sobre los datos públicos y sobre todo su utilización política. La nómina de los 10.186 empleados municipales con nombre, lugar de trabajo, documento y monto del sueldo básico surge encuadrando en una discusión paritaria; quizás apelando al imaginario social de que los trabajadores estatales son todos “ñoquis” con sueldos altos.

 

“Hemos acordado con el gremio esa modalidad. Si publicamos los datos con antigüedad, aportes jubilatorios, horas extras y refrigerio nos linchan por los montos. Con esto ganamos todos. Nosotros mostrando transparencia y el sindicato pierde a medias” se rumoreaba en algunos de los despachos del Palacio 6 de Julio.

 

Es cierto que por primera vez, el municipio publicó la nómina incompleta de los empleados de planta permanente, contratos y transitorios. Se suman a los 285 funcionarios políticos. Solo queda pendiente los ingresados a la planta municipal en los últimos meses, los monotributistas, locatarios y becarios. Cómo así también los empleados que dependen del Ente de Servicios y Obras Públicas (ESOP) ente autárquico creado por el Intendente con más de 1000 empleados.

 

Cuando el monsantista y secretario general, Daniel Arzani señaló en los medios que el 70% de los recursos del municipio se destinan a pagar los sueldos y que representan 140 mil millones de los 200 que cuenta anualmente la municipalidad, muchos se agarraban la cabeza porque no podrán explicar el crecimiento de personal en los últimos años. Con un promedio del básico es de 23.581 pesos.

 

En el año 2007 y durante la gestión de Daniel Giacomino los empleados ascendían a 9968 e incluía a los ex trabajadores de Tamse y Crece. Hoy bajo la órbita privada.

 

Los datos generaron enojos y rechazos en el gremio SUOEM que prepara una demanda penal y constitucional. Atribuyen que es una “flagrante violación a Ley nacional 25.326 que legisla sobre la protección de los datos personales” y que en el Código Penal (inciso 2, del artículo 157) dice que “será reprimido con pena de prisión de un mes a dos años el que ilegítimamente proporcionare o revelare a otro, información registrada en un archivo o en un banco de datos personales”.

 

Desde el municipios se ampara en la Ley 25164 en el Marco de Transparencia de regulación del empleo público nacional, pero sobre todo en dos ordenanzas la 11.877  impulsada en el 2010 (Artículo 10 inciso G) y la ordenanza de acceso a la información pública 11.788 impulsada por Mestre en el 2012.

 

Mientras tanto miles de contribuyentes quieren saber qué se hace con el dinero de los impuestos o cómo se realizan los concursos públicos. ¿Hay transparencia de ingreso? ¿Hay parientes del Intendente? ¿Hijos de contratistas? ¿Sucesores de sindicalistas? ¿Sobrinos de funcionarios o hijos de jueces? ¿Asesores legislativos que cobran por ventanilla?Preguntas de una ciudadanía que pide transparencia.

Top