31 de mayo: Día Mundial Sin Tabaco

31 de mayo: Día Mundial Sin Tabaco

En la mañana del miércoles, la Municipalidad de Córdoba realizó actividades en la Plaza San Martín celebrando el #DíaMundialSinTabaco , una jornada dedicada a la promoción de la salud dirigida principalmente a personas fumadoras.

El programa “Salud Va con Vos” llevó adelante acciones de sensibilización dirigidas a los vecinos de la ciudad, brindando información y realizando mediciones de factores de riesgo cardiovasculares relacionados al tabaquismo, como la hipertensión. Además se completó la actividad con propuestas destinadas a la contención del fumador, a través de los talleres sobre tabaquismo propuestos por la Dirección de Especialidades Médicas Oeste (DEM Oeste), ubicada en Deán Funes 2000 de barrio Alberdi.

La Municipalidad de Córdoba pone en marcha en la misma DEM Oeste, un espacio para consejería y tratamiento de la persona fumadora. En ese lugar, todos los jueves desde las 11 horas y sin necesidad de turno previo, quienes hayan tomado la decisión de dejar el tabaco podrán acceder a la consulta cardiológica, clínica y psiquiátrica e iniciar un tratamiento que posibilite la incorporación de hábitos saludables que, además, impactarán positivamente en el entorno familiar y social del fumador.

 

 

Alrededor de 7 millones de personas por año son afectadas por el tabaco:

Desde 1988, La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra todos los 31 de mayo el “Día Mundial Sin Tabaco”, apuntando siempre a la concientización de los riesgos que provoca el cigarrillo y propone no fumar por 24 hs.  Este año con el bajo el lema “El tabaco, una amenaza para el desarrollo” la Directora General de la OMS, Dra. Margaret Chan, informó de los efectos adversos que provocan las industrias del tabaco, impactan no solo en la salud, sino al medio ambiente debido a que los residuos de tabaco contienen alrededor de unas 7000 sustancias químicas toxicas.

En los países mas pobres hay 860 millones de fumadores adultos, varios estudios indican que estas familias llegan a gastar hasta un 10% de sus ingresos en comprar cigarrillos, lo que limita que lo dediquen a educación, alimentación o salud. El cultivo del tabaco evita que los niños reciban educación porque entre el 10% y el 14% de los niños de familias que cultivan esta planta, no asisten a la escuela porque trabajan en campos de cultivo. Entre el 60% y el 70% de los trabajadores agrícolas que trabajan en el cultivo de tabaco son mujeres que están expuestas directamente a productos químicos peligrosos.

Además la OMS sostiene que las campañas antitabaco que realizan los gobiernos no están logrando la reducción de consumo de sus ciudadanos. Los miembros de la organización creen que la solución a la baja de consumo sería el aumento de los impuestos y de los productos que contengan tabaco, de esta manera lograrían “proteger” a los ciudadanos y su futuro.

 

Top