Dayana Gorosito, víctima de una sociedad patriarcal

Dayana Gorosito, víctima de una sociedad patriarcal

Dayana, es indudablemente, un reflejo de lo que proyecta la sociedad en la actualidad. Una sociedad que escupe violencia hacia las mujeres pero que no solo se traduce en una violencia física, sino también desde la violencia económica hasta la violencia judicial.

Días atrás, la antropóloga Rita Segato, en un artículo en Pagina 12 advirtió la mirada que tienen las personas que se forman bajo ese parámetro de las leyes y que son quienes históricamente las legislan. Magistrados que no cuentan con la perspectiva de género en su formación y además no contemplan las desigualdades de un Estado patriarcal.

Es por ello que ante todo, Dayana es víctima de un sistema, de las instituciones y de la violencia sistemática de los grandes medios de comunicación que incitan a un territorio de dominación por parte de los hombres.

En la columna del consultorio de salud integral de esta semana, Melisa Torres contextualiza los hechos y entrevista a una de las Abogadas del espacio Deodoro Roca, quienes llevan delante la defensa técnica de Dayana Gorosito, la Doctora Mariela Guevara.

 

El hecho

El 20 de mayo de 2016, Dayhana salió a las 7 de la mañana de la casa de su pareja ubicada en la localidad de Unquillo y caminó hasta el dispensario del barrio: esa noche no había dormido por culpa de las contracciones.

Fue sola. Luis Oroná, su pareja, le dijo que no podía llevarla porque se tenía que ir a trabajar,  después la alcanzó con el auto y le dijo que la iba a llevar, que subiera. Una vez adentro, se desvió hacia un descampado a la vuelta del dispensario. Instantes después el parto fue a la intemperie.

Ya nacida su beba, Dayana la envuelvió en una manta pero Oroná la arrancó de sus brazos y se la llevó diciendo que esa beba no era de él.

Como si el infierno de parir en condiciones inhumanas no fuese el suficiente para Oroná, esté somete a la joven a denunciar que le habían robado a su beba en el hospital de Unquillo. Posteriormente, los medios comenzaron con el volcamiento de mensajes a la sociedad con su contenido de siempre, lleno de discursos machistas y violentos  para sostener esa versión, con la amenaza de que si no lo hacía no vería a su hija.

Mientras tanto, Dahyana fue internada en el Hospital Rawson con una infección severa, debido a las condiciones en que fue obligada a parir. Ocho días después de ese hecho Dayhana se escapó del hospital porque quería ver a sus hijos. Ella no supo que su hija estaba muerta hasta que la policía encontró el cuerpo en la casa de los Oroná, tras cuatro allanamientos. La autopsia determinó que había muerto por hipotermia.

Luego de estos hechos se imputó a Dayana Gorosito y a Luis Oroná por homicidio calificado agravado por el vínculo. Lo que se le atribuye a Dayhana es haber “omitido” salvar a su bebé, ya que Luis Oroná sería el autor del hecho. Desde ese día, Dayhana estuvo bajo presión preventiva e imposibilitada del contacto con su hijo pequeño, Luisito de 3 años de edad.

 

La palabra de Mariela Guevara

-¿Cuál es la situación procesal actual de Dayana’

La situación de ella es que está esperando el juicio en libertad. Ella estuvo detenida porque la fiscalía le atribuye a Dayana el haber “omitido” salvar a su bebé, ya que Luis Oroná sería el autor del hecho. Desde ese día, Dayhana estuvo bajo presión preventiva e imposibilitada del contacto con su hijo pequeño.

-¿Por qué estuvo detenida?

-Estuvo detenida porque la fiscalía decide la elevación a juicio. Frente a nuestra oposición, marcando que el caso  no se analizó desde una perspectiva de género, tras el fallo de la cámara logramos el cese de la presión y obtenga su libertad hasta tanto se vaya a juicio.

-¿Cuál es el planteo que llevan acabo como defensa?

-Nosotros al oponernos planteamos que no se habían considerado muchas situaciones en el hecho y la vida de Dayana enmarcadas en un contexto de violencia de genero por el cual ella no podría haber actuado de otra forma para proteger a su hija. Esto es tenido en cuenta por la cámara de acusación, en buen fallo nos hace lugar. Los 3 votos de la cámara hacen lugar a que no se analizó por parte de la fiscalía el hecho desde una perspectiva de género viendo y considerando todas estas situaciones de vulnerabilidad lo cual es una obligación de los operadores jurídicos. Un voto nos entrega la razón al decir que ella no podía actuar de otra forma, que estaba en un contexto de violencia y que es inocente

-¿Cómo continua ahora el proceso judicial?

-Va a esperar el juicio en libertad y estamos a la espera para el juicio oral y público a donde vamos a debatir la perspectiva de género y si pudo o no hacer algo para saber a su hija.

 

Dayana es víctima de violencia institucional y de un poder judicial machista y patriarcal, que la retuvo en prisión preventiva por un año, sin contemplar su historia de vida llena de violencias, su sometimiento en un hogar en donde la única familia que tenía era la de su pareja violenta. Dayana parió sola y en condiciones de violencia extrema, y para la fiscal Mercedes Balestrini eso es “omisión”. Omisión de sus “deberes de madre”. Omisión de sus “deberes de mujer”.

Top