Jurados populares, una manera de legitimar la Justicia

Jurados populares, una manera de legitimar la Justicia

La provincia de Córdoba fue la primera en adoptar esta modalidad en Argentina y también en Latinoamérica (año 2005). Los integrantes de un jurado denominado “popular” se encarga de definir una sentencia en los crímenes más graves dictados por el código penal. Una modalidad que tiene como fin que el sistema de administración de justicia adquiera credibilidad y se dote de contenido y aprobación social.

Actualmente no son todos los distritos del país que han adoptado esta medida, debido que no existe una Ley nacional que regule en cada provincia a los jurados populares por igual.

En el caso de Córdoba, su conformación consta de tres jueces técnicos y jueces lego, estos últimos no deben poseer conocimientos en derecho. De esta manera, un jurado popular queda compuestos por un lado de los tres jueces técnicos y por otro, 12 jurados no magistrados, siempre mayores de 18 años, de los cuales ocho son jurados titulares y los cuatro restantes cumplen un rol de suplencia.

Una vez que la cámara del Crimen de Córdoba recibe una causa penal, se selecciona la integración del tribunal con los respectivos jurados populares. Una vez que los ciudadanos seleccionados son notificados, reciben un instructivo de la tarea a desempeñar y en el caso que lo requieran, participar de charlas a nivel informativas (que no son de carácter obligatorio) en la Oficina de Jurados Populares del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Existen otras provincia en donde este mecanismo de justicia se ha implementado con otra conformación. En Buenos Aires, los tribunales que intervienen en estos procesos se componen con un Magistrado y 12 jurados populares de carácter titular.

Los jurados populares sólo deciden sobre la existencia del hecho y la intervención de las personas, no sobre las cuestiones técnicas ni legales, como tampoco en incidentes durante el juicio, ni de calificación legal o monto de pena (está la pide el fiscal a cargo de la investigación), es decir, solo sobre la culpabilidad o inocencia de un imputado.

Cantidad de sentencias dictadas con participación de jurados populares sobre el total sentencias de Cámara periodo 2005 – 2011.

Cámaras con competencia en lo Criminal Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año

2009

Año

2010

Año

2011

Total de Sentencias Dictadas de Cámara 2.512 1.909 2.155 2.358 2.357 1.865 1.887
Sentencias Dictadas con integración de Jurados Populares 2 21 34 40 35 40 43
Relación sentencias dictadas con integración de jurados populares sobre el total sentencias de Cámara 0,1% 1% 2% 2% 1% 1% 2%

Los jurados no deben tener ningún tipo de contacto previo con el expediente una vez iniciada la primer audiencia. Durante el debate solamente deben cumplir el rol de observadores, sin posibilidad de intervención alguna en el desarrollo de un juicio. Una vez que pasan todas las instancias de alegatos y escuchan la última palabra que es la del imputado, pasan a un cuarto intermedio a deliberar los ocho jurados lego y dos jueces técnicos para establecer culpabilidad o inocencia.

El presidente del tribunal solamente participa en el caso de un empata a la hora de emitir el fallo y debe fundamentar los votos de los jurados populares en el caso que este de acuerdo con ellos y no con los jueces técnicos.

Sentencias por tipo de Resultado con

integración de Jurados Populares

Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año

2009

Año

2010

Año

2011

Absolutorias 0 2 6 11 6 5 3
Condenatorias 2 19 28 29 29 35 40
Total 2 21 34 40 35 40 43

Elección de los jurados populares

Los jurados populares son seleccionados del padrón electoral. Previamente existe una instancia de filtro de la cual se encarga la Oficina de Jurados Populares en nuestra provincia. Aquí se descarta la participación tanto de funcionarios públicos, como cualquier persona que pueda representar un interés y se perciba una posible falta de parcialidad a la hora de tomar una decisión.

Un segundo momento consiste en una instancia de audiencia entre las partes (magistrados y ciudadanos previamente seleccionados) con el fin de realizar determinadas preguntas a un ciudadano para concretar su elección definitiva o no.

Quienes quedan excluidos para formar parte de un jurado popular son todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que desempeñen cargos públicos, lideren un partido político, abogados, escribanos, policías, cultos religiosos o integrantes de la fuerzas armadas.

¿Cuándo intervienen los jurados populares?

Su figura sólo se aplica a los delitos más graves que marca el código penal, como homicidio calificado, secuestro extorsivo seguido de muerte, violación seguido de muerte, como así también de delitos de corrupción como cohecho (vinculado a las causas de coimas por o enriquecimiento ilícito, por ejemplo).

Delitos que intervienen los jurados populares:

  • Ilícitos comprendidos en el fuero penal económico y anti-corrupción.
  • Homicidio agravado.
  • Delitos contra la integridad sexual seguido de muerte.
  • Homicidio con motivo u ocasión de tortura.
  • Homicidio en ocasión de robo.

El fiscal de Cámara, Marcelo Hidalgo, aseguró a Radio Gen 107.5 la importancia que tiene este tipo de procesos compuesto por magistrado y ciudadanos: “Toman contacto con todos los aspectos más relevantes debido a que no solo son observadores de los hechos más graves como un homicidio agravado, sino también con aquellos casos que implican a funcionarios públicos bajo sospecha de corrupción. Esto ayuda a legitimar un sistema de justicia que siempre había sido visto de manera despectiva por la comunidad en general”.

Los jurados populares que intervienen en las audiencias son retribuidos económicamente por cada día de intervención efectiva.

Según detallan distintos magistrados consultados por Radio Gen 107.5, los jurados populares ha permitido una mayor participación ciudadana debido a que “se han cometido errores muy graves, errores que hicieron un problema muy grande la falta de credibilidad del sistema de administración de justicia”.

De esta manera en la provincia de Córdoba, a falta de una ley que se implemente a nivel nacional para que rijan la figuras de jurados populares en cada distrito, los juristas comprenden que su falta de formación en perspectiva de género, derechos humanos y la situación estructural que pueda estar pasando una persona que pueda ser víctima de violencia institucional, si puede ser percibida por la realidad que atraviesan todos los días los ciudadanos y ciudadanas de este país. Es así como el año pasado se otorgó una histórica condena de cadena perpetua a los policías homicidas de Fernando Pellico, víctima de gatillo fácil solo por su condición de pertenecer a un sector popular de la ciudad.

Unos 7.590 cordobeses (3.712 hombres y 3.878 mujeres) son quienes han integrado el Padrón General de Jurados Populares que desde la década pasada se realizan en la provincia para delitos económicos, casos de corrupción y hechos aberrantes.

 

Top