A un mes de la desaparición de Maldonado: una pregunta, ninguna respuesta.

A un mes de la desaparición de Maldonado: una pregunta, ninguna respuesta.

El día de hoy se cumple un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. El joven se encontraba en un acampe acompañando el reclamo de la comunidad Mapuche de Lof Cushamen cuando Gendarmería reprimió a los manifestantes.

En cada rincón del país, en las distintas ramas de la cultura, en las agendas de los medios internacionales; hay una consigna que tiene en vilo a la sociedad: ¿Dónde está Santiago Maldonado? En el medio, los intentos de justificación del Estado, un blindaje mediático dispuesto a desinformar e influir de manera directa en gran parte de la población e irregularidades desde el poder judicial a la hora de llevar la investigación del proceso.

El 1 de agosto, presentes en el lugar del hecho, vieron a Santiago correr para esquivar las balas que ejecutaban las armas de los oficiales del cuerpo de Gendarmería, quienes gatillaban como si estuvieran cazando liebres con total impunidad, lo que se pudo corroborar con los videos que dieron luz del accionar de la fuerza de seguridad.

Amigos, familiares y quienes lo acompañaban en la protesta, dieron cuenta de su desaparición al instante, sin embargo, el Juez de la causa, recién ordeno los allanamientos pertinentes una semana después de que no se supiera nada de su paradero.

Muchos son los interrogantes del caso: ¿Quién le dio la orden a Gendarmería Nacional de reprimir?, ¿Cuál fue el papel de Pablo Nocetti, jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, en el lugar?, ¿Por qué se intentó desviar el foco de investigación siguiendo pistas falsas?, ¿Por qué Patricia Bullrich mintió sobre la participación de Noceti cuando intento “dar explicaciones” del caso?.

Pablo Noceti, integró hasta que fue designado jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, un estudio de abogados que defendió a Galtieri durante el Juicio a las Juntas. Fue también uno de los defensores de Fabio Iriart, el responsable máximo de la dictadura en La Pampa y ex comandante de la subzona militar 14, quien fue condenado por 31 privaciones ilegales de la libertad y 26 casos de tormentos.

A raíz que la sociedad empezaba a elevar la voz en un reclamo colectivo hacía el Gobierno Nacional, rápidamente Cambiemos intentó apartarse de la desaparición del joven de 27 años: “En la Argentina tenemos todos los días personas que desaparecen… no hay indicios de que haya sido la Gendarmería”, declaraba Patricia Bullrich en cámara de Senadores.

A su vez, medios de comunicación cercanos al actual oficialismo, optaron por publicar falsas informaciones y hasta asegurar que la desaparición de Maldonado se usaba con fines políticos: pistas falsas de Santiago en otras provincias, la activación de su teléfono en Chile, la conveniencia de la oposición cerca de las elecciones y hasta profesores K que adoctrinan niños en los colegios, fueron notorios ejemplos del tiempo por el cual atraviesa el periodismo.

El caso tomo tal relevancia que las campañas comunicativas con la consigna “¿Dónde está Santiago Maldonado?” saturaron las redes sociales; el caso copó los portales web de medios de diversos países y Organismos Internacionales de Derechos Humanos exigen que el Estado argentino solucione el caso.

“Vamos a terminar cualquier tipo de actividad del RAM, cualquier tipo de actividad pública que hagan van a ser detenidos…Con el RAM no tenemos nada que dialogar, al RAM los vamos a judicializar”, aseguró Pablo Nocetti previo a la represión en Cushamen.

Días atrás la Fiscalía Federal de Esquel le pidió el cambio de caratula de la causa al Juez Guido Ontrato a Desaparición forzada. De ese momento quedó aún más complicado el Gobierno Nacional, dado que el crimen de desaparición forzada, definido en textos internacionales, está caracterizado por la privación de la libertad de una persona por parte de agentes del Estado o grupos o individuos que actúan con su apoyo, seguida de la negativa a reconocer dicha privación o su suerte, con el fin de sustraerla de la protección de la ley.

Cumpliéndose un mes de su desaparición, sin información oficial, se realizarán masivas movilizaciones en distintos puntos del país. El reclamo se ve en cada ámbito, desde equipos de fútbol pidiendo por su aparición, sillas vacías en bares con le leyenda “reservado para Santiago Maldonado”, locales comerciales que tienen la imagen de su rostro en las vidrieras… mientas tanto cada día que pasa, Santiago no está, solo hay silencio o excusas de quienes deben garantizar el cuidado de los ciudadanos.

Córdoba se movilizará en Colón y General Paz a las 18 hs, bajo un manto de terror que se vivió ayer cuando la policía de la provincia allanó distintos locales políticos, centros culturales, bibliotecas populares y hasta comedores comunitarios con la excusa de apresar a “los responsables de los disturbios de la última marcha contra el gatillo fácil” del pasado día lunes. Lejos de secuestrar elementos probatorios causantes de disturbios, las camionetas de policiales fueron llenadas de banderas políticas, libros, instrumentos de murgas y hasta celulares de referentes sociales.

Sin embargo, nada hará callar a las miles de almas que se preguntas ¿Dónde está Santiago Maldonado? y exigen su aparición con vida.

Top