El testimonio que apunta a Gendarmería

El testimonio que apunta a Gendarmería

En las últimas horas se habló sobre una denuncia anónima por parte de un agente de inteligencia de una fuerza de seguridad. En la misma se detallan los supuestos hechos que sucedieron en los días previos y posteriores a la desaparición de Santiago Maldonado.

El periodista Cristian Pérez pudo acceder al informe y las fotos que pasamos a detallar.

El informe consta de 14 hojas, donde en las primeras 8 se detallan los hechos; mientras que en las restantes se aportan fotos. Y llegó a manos de la Justicia, aportado por la ONG La Alameda.

 

En la primera hoja de la denuncia se hace mención sobre el objetivo de la movilización de las fuerzas de seguridad, donde se detalla que: “…individualización a corroborar impedimentos de individuos que colaborarían con las manifestaciones, cortes de rutas, tumultos y conductos hostiles conjuntamente con la comunidad Mapuche del Movimiento RAM.” Además identifica los móviles utilizados para el operativo.

 

 

Después habla sobre los efectivos que desarrollaban trabajos de inteligencia sobre artesanos de El Bolsón destacando que: “… de los cuales se desconocía gracia, jerarquía y dependencia…”, y agrega: “… no encontrándose motivos para realizar detenciones por no poseer impedimentos las personas investigadas.

Aún así asegura que se tomó la decisión de reforzar la seguridad del presidente Mauricio Macri en la zona, ya que su lugar de descanso (Villa la Angostura) queda a pocos kilómetros. Y se hizo lo mismo con la reunión de la que participaron autoridades de Gendarmería, ministros y destaca el nombre del Jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti.

 

El denunciante continúa acusando al encargado del operativo de mentir en sus dichos: “… queda demostrado que el Cmte. Mayor Baladi falta a la verdad en sus dichos del día 02/08/17 ya que no se trataba de una reunión ordinaria sino que se disponía la movilización de efectivos de GNA hacia la zona del  Lof Cushamen, contando con  más de 100 efectivos de GNA.”

Y detalla: “…  el día 31/7/017 la orden de la superioridad de GNA era la de desalojo el corte de RN40 y desalojar y detener a los manifestantes miembros de la comunidad mapuche. Siendo las 11.30 , el jefe de esc. Juan Pablo Escala procede por orden de su superior a efectuar el desalojo y detención (sin la debida orden judicial, motivo por el cual solo participo GNA)”.

 

Ya en la hoja 4, aparece un detenido, y detalla cómo y dónde fue capturado: “…  el personal de GNA solo consigue la detención de un masculino a orillas del río, el cual fue trasladado al escuadrón 36 de la GNA (Esquel) para averiguación de antecedentes penales.”

El denunciante sigue relatando que: “Transcurrido el día 31/07/017 y el día 01/08/17 nos conformamos en el Esc 36 de GNA a fin de obtener información del detenido; donde personal del GNA negó la existencia del “NN”, pero al realizar las averiguaciones se observa la falta de uno de los móviles del escuadrón 36 MB Unimog, el cual retornó con fecha 03/08/17 con 3 (tres) ocupantes uniformados de GNA.”

 

En la hoja 5 comienza a relatar lo que pudo averiguar de lo que sucedió con el detenido: “… Continuando con los trabajos de investigación se determina que personal del GNA propició una golpiza durante el traslado del detenido y fue sometido a bajos temperaturas durante la noche del 31/07/17 provocándole descompensación aerodinámica secundaria a hipotermia severa que evoluciono con paro respiratorio y cardíaco seguido de muerte constatada por personal de sanidad del  esc. 36 en las primeras horas del 01/08/17″

Luego detalla las supuestas acciones llevadas adelante para ocultar el cuerpo: “… siguiendo órdenes del Jefe de Escuadrón 36 (Cmte Pablo Bodie) y de la superioridad, se dispuso del cuerpo SIN VIDA del “NN” pero su traslado y “entierro oculto” en zonas rurales de Esquel.

 

Concretamente en la página 6 del informe expone datos sobre el destino del cuerpo del detenido todavía hasta ahí “NN”: “… que el cuerpo sin vida fue llevado hasta la zona de Carrenleufù por ruta 40 y luego 44 con destino a Palena (Chile).” Y da cuenta que estos hechos fueron notificados a las autoridades de la Policía Federal y también a los funcionarios judiciales Dr Fernando Machado (defensor ante el Dr Otranto) y la Dra. Silvia Ávila, fiscal de la causa.

 

Finaliza el informe detallando los móviles en los cuales se mueven las autoridades de Gendarmería. Justifica las razones de su anonimato, por cuestiones de seguridad e integridad física. Luego de ello adjunta fotografías con anotaciones donde se muestran, una mochila que presuntamente pertenece al detenido, oficiales de inteligencia de Gendarmería de civíl y los móviles que participaron del operativo; y por último aparece Pablo Noceti.

 

Ya se cumplió más de un mes de la desaparición de Santiago. Se expusieron y dieron a conocer diferentes hipótesis muy diferentes entre ellas. Se dijo que lo vieron en Entre Ríos, que se le activaron celulares en Chile y en Uruguay. Pero lo cierto es que la hipótesis más fuerte desde un inicio, recién hace una semana, se está trabajando con más profundidad.

Desde un primer momento familiares y organizaciones de Derechos Humanos, denunciaron e hicieron responsable a Gendarmería y por ende al Estado argentino.

Esto fue negado por el Gobierno Nacional mediante las declaraciones de los funcionarios responsables de las áreas de Seguridad y Derechos Humanos, Patricia Bullrich y Claudio Avruj respectivamente.

Hace más de una semana, la Justicia federal quien investiga la desaparación de Santiago, recibió de la mano del legislador Gustavo Vera, mediante su ONG La Alameda, este informe de inteligencia, donde da cuenta de lo sucedido entre los días 31 de julio y 3 de agosto en los escuadrones 35 y 36 de Gendarmería, los mismos que intervinieron en el operativo en el Lof Cushamen.

Etiquetas:

Top