“No queremos que el caso de Azul siga el mismo curso que el de Laura Moyano”

“No queremos que el caso de Azul siga el mismo curso que el de Laura Moyano”

En #TardeParaChequear dialogamos con Candela Fajama, referente del colectivo de la Asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA) en el marco del asesinato de Azul Montoro, una joven trans.

El cuerpo de Azul Montoro fue encontrado en el ingreso al edificio situado en Rincón, entre Alvear y Rivadavia, en la zona céntrica de la ciudad de Córdoba. La joven presentaba múltiples heridas punzo-cortantes en el cuello, el tórax y la espalda.

Desde el colectivo ATTTA piden que se investigue el caso hasta hallar al culpable: “Queremos que se haga justicia. Los datos y la investigación lo esta manejando la fiscalía N° 1. No queremos que el crimen de Azul siga el mismo curso que el de Laura Moyano”.

Fajama además contó la realidad que viven las chicas Trans y la describió como “muy compleja y difícil de explicar”. La mayoría de ellas son rechazadas por sus familias y dentro del ámbito escolar han sufrido mucha discriminación por lo que son varias que no han podido terminar sus estudios.

“La sociedad nos asigna el lugar del trabajo sexual, pero desde ese lugar, muchas compañeras se ven obligadas a hacerlo ante la imposibilidad de conseguir un trabajo”

Candelaria también denunció que no hubo voluntad política por parte del Gobierno en cuanto a la implementación del Cupo Laboral Trans: “Nos dieron totalmente la espalda”, afirmó.

La ley provincial “Diana Sacayán” se sancionó a fines del 2015 y prevé el acceso al 1% de los cargos públicos del territorio bonaerense a personas trans. Sin embargo, a casi dos años del fallo sigue sin efectivizarse. La expectativa de vida del colectivo ATTTA es de 35 años promedio y siguen enfrentándose a problemas cotidianos sin tener acceso al trabajo, salud y educación.

La iniciativa para que las universidades se adhieran a la ley e implementen el cupo laboral trans en su planta no docente, tiene como antecedente la Universidad Nacional de Mar del Plata. La necesidad de su implementación busca ser un paliativo para las personas trans que siguen siendo excluidas y estigmatizadas por elegir estar fuera de la heteronorma.

Para aquellos que no están informados, A.T.T.T.A  es una  red nacional de personas que trabaja para generar un cambio  en la sociedad donde todas y todos lleguemos a lograr el pleno ejercicio del  mayor de los DDHH, el de la felicidad ejerciendo este derecho desde el respeto de los valores democráticos,  inclusivos e individuales con nuestro compromiso y responsabilidad lograremos una mejor calidad de vida.

Desde este colectivo y junto con el colectivo #NiUnaMenos realizaron una marcha pidiendo justicia.

Para decir basta de travesticidios debemos exigir trabajo genuino para ellas y no dejarlas de lado en este tema que conlleva la muerte segura en manos de la prostitución.

Top