Connect with us

Series vs Cine: una nueva tensión en el mundo del entretenimiento

#CinevsSeries

Series vs Cine: una nueva tensión en el mundo del entretenimiento

Lucrecia Martel, en diálogo con El país por su vuelta con su nuevo material “Zama”, manifestó su disgusto por el creciente fanatismo de la audiencia con respecto a las series, ya que las considera “una vuelta atrás en el lenguaje audiovisual”. Esta frase ha causado más de una queja porque, hay que reconocer, las series, de la mano de Netflix, son cada vez mas consumidas. ¿Son las series un retroceso?, ¿en qué sentido?.

Seba De Caro y Pablo Monti hicieron un profundo análisis sobre lo que significan las palabras de Martel. Mas allá de la opinión que cada uno tenga sobre las series, el peso del argumento de una cineasta con trayectoria como lo es Martel, debe incitar aunque sea un poco a la reflexión.

La frase dicha genera repercusión porque hoy todos somos fanáticos de alguna serie. Sin embargo este asunto del surgimiento de las mismas y el análisis del papel que la industria del cine pierde u otorga a la industria audiovisual.

Dentro del lenguaje audiovisual se puede pensar en dos corrientes: el cine y las series. El cine tiene progresiones de planos y encuadres que hacen a una narrativa, narran una historia. Se establecen, al comienzo de un filme, los interrogantes que la narrativa debe resolver al final. Estos interrogantes, en las series, se convierten en hilos principales, que, pudiendo ser reducibles a una hora y media, son estirados por numerosas temporadas, para resolverse en el último capítulo de la última temporada. Además las series están compuestas en un presente perpetuo, en el cual lo que pasa después anula lo que pasa antes, el capítulo 3 mata al 2 y el capítulo 4 mata al 3.

El lenguaje del cine ha ido cambiando. Desde sus primeros experimentos, el cinematógrafo, aquella primera máquina para filmar, fue visto y tratado como un descubrimiento científico de la mano de los hermanos Lumiere. Surge como modo de entretenimiento una década después con Georges Méliès ilusionista pionero en efectos especiales. El cine se constituye como una cuestión comercial, característica que luego le es quitada con el boom de las series. Es otra diferencia la que hace del cine un lenguaje distinto: es un encuentro social, político si se quiere, sentarse en una butaca con personas desconocidas con las que se comparte una hora y media de vida.

El lenguaje cinematográfico y el de las series son distintos. Martel habla de las narrativas de las series como muy conservadoras y con una dinámica semejante a la de la televisión, que ha ocupado en el ojo del espectador el lugar que antes ocupaba el cine de autor. Ahí es donde yace el retroceso. En ese cambio cultural que hace que la atención ya no gire tanto al cine, que hace que la complejidad narrativa-audiovisual a la que estaba llegando se estanque.  El lenguaje de las series, hoy en día, está dirigido a un fin comercial. Las tomas se hacen en un marco presupuestario. Salvando excepciones, la mayoría de las series están filmadas para cumplir. para entretener.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mas en #CinevsSeries

Suscribirte

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
ingresa tu mail
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto
equidadyempleo.cba.gov.ar
To Top