Connect with us

GEN 107.5 FM

Handmaid’s tale: Distopía que aterroriza

Córdoba

Handmaid’s tale: Distopía que aterroriza

Por: Alejandra Sánchez (Lic. en Comunicación Social). 

El Cuento de la criada es una narración de Margaret Atwood, publicada en 1985 la cual tuvo su versión cinematográfica. Sin embargo, hoy en día, (y gracias a la popularidad que le dio la serie producida por Hulu), es una historia predilecta para aquellas mujeres que se definen feministas y están en proceso de deconstrucción y lucha por la igualdad. Fue su autora quien afirmó que es una historia feminista siempre y cuando las mujeres sean tratadas como seres humanos, con toda la variedad de sus personalidades y comportamientos que eso implica.

Por otra parte, el relato constantemente nos lleva a pensar si ese universo creado llamado Gilead no es tanto un espacio ilusorio, sino que es una realidad compleja en casi su totalidad, la cual no siempre alcanzamos a ver en nuestro cotidiano. Es decir, estamos ante situaciones de extrema violencia, de sometimiento hacia la mujer, donde ha desparecido la democracia, la opinión pública, los medios, el parlamento y todo queda a mano de un grupo de conservadores ortodoxos quienes llevan su interpretación del cristianismo hacia el extremo. Es decir, algunas escenas separadas del relato tranquilamente podrían ser parte de nuestro cotidiano.

 ¿El cuento de la criada es una novela en contra de la religión?

Atwood manifiesta que en la historia, la religión dominante se ocupa de alcanzar el control doctrinal y consigue aniquilar las denominaciones religiosas que nos resultan familiares. El texto está en contra del uso de la religión como fachada para la tiranía, no de la religión en sí.

En la novela, las mujeres adquieren los siguientes roles:

  • Las criadas quienes son violadas sistemáticamente en un rito denominado la ceremonia para dar a luz a los niños que volverán a poblar un mundo el cual tenia cada vez menos nacimientos culpa de los pecados en los que vivía inmersa antes la sociedad.
  • Las esposas de los comandantes quienes recibirán a estos “Ángeles”, como ellas dicen.
  • Las no mujeres: Todas aquellas estériles, enfermas o con algún problema de salud, destinadas a morir en las colonias.
  • Las eco esposas: Casadas con hombres que ocupan lugares inferiores en la escala social
  • Las Marthas quienes se encargan de tareas domesticas.

 

¿Es el cuento de la criada una predicción?

La autora indica que es una pregunta recurrente a medida que ciertas fuerzas de la sociedad norteamericana se hacen con el poder. Si bien, desiste hablar de predicción, manifiesta que se ha inspirado en hechos reales como el robo de bebes ocurrido durante la última dictadura militar en Argentina, ejecuciones grupales, quema de libros; y considera que luego de las elecciones en Estados Unidos, proliferan los miedos. Entiende que se da la percepción de que las libertades civiles básicas están en peligro, junto con otros derechos conquistados por las mujeres. En un clima de división, está en alza el odio hacia grupos, al tiempo que extremistas manifiestan su desprecio a instituciones democráticas.

Pensemos en lo ocurrido en el referéndum de Irlanda, dónde la legalización del aborto obtuvo el 70% de los votos:

Durante dicha jornada, pudimos ver entre las asistentes, entre las activistas y todas aquellas que salieron a la calle, a muchas mujeres vestidas como las famosas handmaid.

No es casual hayan elegido a las criadas para festejar que en Irlanda, el país que es conocido como el más católico del mundo, se haya podido separar salud pública de religión, y legalizar el aborto. El cuento de la criada es el relato preciso para entender el patriarcado como sistema de dominación llevado a su máxima expresión. El control de las mujeres y sus descendientes, es lo común que vemos capitulo a capitulo en esta producción. A veces me detengo a pensar ¿Es posible que lo terrible que ocurre en Gilead se vuelva realidad? Y ahí, escucho teorías que dicen que quizás muchas de las cosas que vemos y nos horroriza de la ficción, en realidad son parte de nuestro habitual, y si lo pensamos al fin y al cabo ¿cuántas mujeres son presas de sus propios úteros?

Las criadas llevan sus vestidos rojos, son mujeres fértiles, que han perdido su identidad y cuyo nombre es una reducción del nombre de pila del hombre y el prefijo que denota posesión. En un mundo donde la infertilidad es una plaga, el régimen totalitario crea un estado de esclavitud basado en la reproducción por lo cual las criadas, quienes no paran de repetir “Bendito sea el fruto” “El señor permita que madure” podrá volver  a dar esperanza gracias a los nacimientos.

Hasta hace poco tiempo una niña de diez años en Salta iba a ser empujada a una maternidad forzada, fruto de una violación porque como dice “La loca del bebito”, (Nombre que le dio este mundo llamado Internet a Mariana Rodríguez Varela), ¿Qué diferencia hay entre el bebe de una madre de 10, 25 años o del que es fruto de una violación o no? Ojo, esta señora es muy parecida a Serena Joy, esposa del Comandante, en sus épocas de predicadora, antes de pasar a un segundo plano detrás del Comandante en la casa dónde vive Offred, la protagonista.

¿Qué opinaban los curas en esta ortodoxa Irlanda? En un comunicado emitido por la Asociación de curas católicos de Irlanda (ACP), la cual reúne a un tercio del clero nacional, manifestaron no estar en posición de dar lecciones: “Como líderes de una asociación integrada por hombres solteros y sin hijos, no estamos en la mejor posición para ser dogmáticos en este asunto”. Esos son los curas que dan el ejemplo y de los que hay que tomar el mismo.

En tiempos utópicos, distopicos, de grietas, de bebitos de yeso, me entusiasma pensar que el cuento de la criada es un cimbronazo para liberarnos de lo que nos oprime, como bien lo dice Offred: “Ahora estoy despierta al mundo. Estaba dormida antes y así es como lo dejamos pasar. Cuando atacaron el Congreso, no nos despertamos. Cuando culparon a los terroristas y suspendieron la Constitución, tampoco nos despertamos. Dijeron que sería temporal. Nada cambia de golpe. Si estuvieras en una bañera que se calienta poco a poco, morirías hervida sin darte cuenta”.

Se obtuvo media sanción, la marea verde llegó al congreso y, como plantea Simone de Beauvoir: “Las razones prácticas invocadas contra el aborto legal carecen de peso; en cuanto a las razones morales, se reducen al viejo argumento católico de que el feto posee un alma a la cual se le cierra el paraíso al suprimirlo sin bautismo. Es notable que la Iglesia autorice, en ocasiones, el homicidio de hombres hechos: en las guerras, o cuando se trata de condenados a muerte; pero, en cambio, reserva para el feto un humanitarismo intransigente”. 

Por eso cuando se apruebe el aborto legal, seguro y gratuito e inundemos las calles para festejar, escuchemos fuerte como en el final del capítulo 6 de la temporada 2 del cuento de la criada, X-Ray Spex. Poly Styrene: ‘Oh Bondage Up Yours!.

Mas en Córdoba

Suscribirte

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
ingresa tu mail
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto
To Top