Connect with us

GEN 107.5 FM

¡Mujer, escucha, únete a la lucha!

#AbortoLegal

¡Mujer, escucha, únete a la lucha!

Por: Valentina Padilla y Lula Revelatto.

El medioevo y las mentes vetustas se impusieron con 38 votos en contra de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Mientras que fueron 31 votos a favor del verdadero cambio, de la empatía, del pueblo, de las pibas. No es ley, pero más temprano que tarde se va a dar. 

Hace unos años la palabra “Aborto” sonaba mal, era algo prohibido de decir, una expresión que se hacia en voz baja, en secreto. Las señaladas con el dedo por ser unas “aborteras”, “asesinas”, caminaron mucho tiempo con la cabeza gacha. El 8 de agosto de 2018, se convirtió en un día histórico, rompimos con esa palabra prohibida.

En Argentina el pedido de aborto legal, seguro y gratuito no es algo nuevo. Hace décadas, un movimiento feminista instaló el debate sobre el aborto y las consecuencias de su status legal para la vida y la salud de las mujeres, la llamaron Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Gracias a esta alianza federal y a miles de mujeres que se fueron sumando a lo largo de los años, se pudo debatir en el Senado el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

La Campaña elaboró un proyecto que se viene presentando en esta Cámara de Diputados desde el año 2007. Desde el 2012 viene logrando avances ante la despenalización del aborto.

El 5 de marzo de este año, presentaron nuevamente el proyecto a la Cámara de Diputados. Tres días mas tarde, el famoso #8M se hizo sentir en las calles y ahí comenzó a subir la marea verde.

El 14 de junio, este proyecto obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados. La campaña expresó claramente su objetivo:

“Que los derechos sexuales y los derechos reproductivos sean reconocidos como derechos básicos de todas las personas. Para eso, es necesario garantizar el acceso universal a los servicios públicos de salud y educación que los sostienen”. 

Ante esta premisa se reclama “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. Esto implica realizar modificaciones en los sistemas de Educación, Salud y Justicia, y también, por supuesto, profundos cambios culturales.

Las mujeres nos hacemos sentir a lo largo de nuestra ciudad, de nuestro país, por toda Latinoamérica, por todo el mundo. Desde Argentina se inspiró a gran parte de los países vecinos a reclamar por la libertad de decisión de las mujeres y de los cuerpos gestantes.

El pañuelo adquirió un gran significado, despertando el odio y el amor, ayudando a decidir de que lado de la mecha te posicionas. México, Perú, Chile, y muchos más decidieron sumarse a esta marea feminista, a esta ola verde que rompe el status quo, que hace temblar.

Rompimos con el tabú de la palabra “aborto”, visibilizamos a aquellas pibas que mueren en condiciones insalubres, desangradas, sin un Estado que las asista. Mas de 500.000 abortos se realizan en Argentina, es una de las primeras causas de muerte materna.

El movimiento de mujeres promulgó este debate en el día a día de la sociedad. Puso en cuestionamiento la brecha salarial, aquella que nos hace inferiores ante un compañero que realiza las mismas horas de trabajo y cobra más. Pedimos y luchamos por el cupo laboral trans, la paridad de género, y ahora la separación del Estado de la Iglesia.

El proyecto no se aprobó, 38 a 31  fue la decisión final. Pero seguimos con este debate que instalamos, que nos trajo cosas buenas porque nos hicimos sentir en las calles, en los medios, en las instituciones, en cada pañuelo verde que vemos atado, en el otro, en la otra. Las mujeres ya no tenemos miedo de salir a la calle a luchar por nuestros derechos, no nos callamos más.

Salimos más empoderadas que nunca, a seguir conquistando más derechos para la mujer, para la igualdad, para romper con esta sociedad patriarcal, para no estar más oprimidas, para lograr la deconstrucción no solo de los hombres sino también de algunas mujeres.

El grito en alto ya lo hicimos, fuimos miles, y seguiremos siendo miles. Ésto es recién el comienzo de una revolución feminista que no perdona. Nos cansamos de escuchar un “es un chiste, no exageres feminista”, ¿No exageres? Ustedes acaso no exageraron tantos años manteniéndos calladas, negándonos derechos, convirtiéndonos en objeto?. Rompemos con todas las estructuras y eso les molesta, y cuando molesta algo es porque venimos a cambiar las cosas.

El cuerpo siempre en situación de guerra, los ojos llenos de lagrimas. El brazo levantado con el pañuelo en la muñeca, la lucha sigue, las pibas cada vez somos más. Porque esto es por las que no están, por las que no se animan, por las invisibilizadas, por las que están abortando ahora, por la que abortó, por vos, por mi, por nuestro derecho a decidir.

Vamos a seguir luchando, aunque moleste, aunque incomode. Para que las perchas se cuelguen en los placares y los abortos sean legales y seguros. Para que la educación sexual se fomente en las escuelas, en las zonas de bajos recursos, junto con el adecuado uso de anticonceptivos.

Mujer, escucha, únete a la lucha, que la empatía por la otra nos haga más y más fuertes. Para que la marea siga subiendo y volvamos al Senado a conquistar el tan ansiado ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO.

“A la gilada ni cabida, AHORA DECIDO YO”

 

 

 

Mas en #AbortoLegal

Suscribirte

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
ingresa tu mail
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto
To Top