Connect with us

Del juego a la política

#Politica

Del juego a la política

Por Cristian Pérez y Ricardo Heurtley*

El “Colorado” elige una mesa cerca de la ventana. Está nervioso y le sudan las manos. Juega con los sobrecitos de azúcar; los acomoda y alisa sus puntas mientras recuerda las largas noches de ruleta, póker y blackjack. No quiere estar allí, pero un dato sin revelar lo obliga a sentarse y contar parte de la historia del juego en Córdoba. Suspira. Limpia el marco de los lentes y con un destello imperceptible en los ojos define al negocio del juego como un vidrio transparente. “Allí se puede ver la relación directa y sin filtros que existe entre los empresarios y los políticos”, aclara mientras se mira la punta de los zapatos gastados. No le gusta hablar de alguien que ya no es; tampoco de lo que sí es. Sucede que entre los empresarios del juego hay códigos, es un rubro que se caracteriza por el reparto de territorios, ganancias e influencias políticas. Una perinola en la que casi todos ganan y sólo hay que saber esperar el turno para ser “mano”.

La historia del juego en Argentina tiene sus bemoles. Los años de desregulación y privatizaciones fueron atractivos para que importantes empresarios se convirtieran en holdings de diversificación. Hoy el  negocio factura cerca de $120 mil millones anuales entre agencias de lotería, casinos, slots, hipódromos y bingos. Un equivalente al presupuesto de varios Ministerios. Actualmente en Argentina hay 406 Salas, con más de 80 mil maquinitas y, según el Directorio Mundial de Casinos, es el país con más Salas de América del Sur.

El vínculo entre el sector político y los empresarios del juego es a través de exigencias, favores, concesiones y donaciones. Los aportes de campañas electorales de forma directa e indirecta son una maniobra prohibida (según el Art. 15 inc. D de la ley que regula el financiamiento de los partidos políticos), donde se restringe expresamente las contribuciones de personas que exploten juegos de azar. Sin embargo, se pudo comprobar que socios y gerentes de Casino Club SA, empresa perteneciente a Cristóbal López; como así también Guillermo Miguel Ardissone y Aldo Roggio, realizaron aportes para las campañas de Frente para la Victoria en el 2013.

 

En Córdoba se barajan varias hipótesis para explicar la conformación del único operador del juego en la provincia. Algunos dirán que el ex gobernador José Manuel De la Sota fue el que convenció al empresario Aldo Roggio de asociarse con Miguel Angel Caruso, otros manifestarán lo contrario. En cualquiera de los casos empresarios y políticos se necesitan. En la década de los noventa, Caruso conocía el negocio del juego y Roggio tenía el dinero y la influencia política. De allí surge entre controversias CET S.A, un monopolio que factura más de 1500 millones de pesos al año y que tiene contrato de explotación hasta el año 2027. Además un negocio que involucra inversiones en hoteles a cambio de explotar salas de tragamonedas y casinos bajo el supuesto tutelaje de la Lotería de la Provincia de Córdoba. El CET S.A por contrato se comprometió con el Estado a construir cinco hoteles, de los cuales sólo construyó tres y remodeló el viejo Hotel de Alta Gracia. Actualmente explota 3.900 máquinas en 19 ciudades y, en 2008, la Legislatura Provincial elevó de 3.000 a 5.400 el total de tragamonedas habilitadas.

Una carta tapada

Miguel Ángel “El Gordo” Caruso es un reservado empresario cordobés. Pocos conocen su rostro y muchos su nombre. Se escucha circular entre dientes en las altas esferas políticas y empresariales pero durante años ha mantenido un bajo perfil. Sólo se conocen tres fotos y mantiene una buena relación con el radicalismo y el peronismo. Gran parte del crecimiento territorial de Caruso se debe a que a mediados de los ochenta no existían leyes que regulasen el juego. Por aquellos años era un negocio ilegal, una etapa marcada por el vacío jurídico; de una burla permanente a la justicia y al control policial. Como cuando allanaban bares, cafeterías y clubes que explotaban el juego clandestino con máquinas de vídeo póker y los mismos jugadores modificaban las placas internas, transformándolas en videos games de juegos de “Pacman”.

Desde aquellos inicios y por más de 30 años, el misterioso empresario cordobés explota el negocio del juego a través de las empresas Video Drome SA, Mac Royal Suites y Dildrome S.A con operaciones en más de 9 provincias argentinas y países como Paraguay y Colombia.

En el 2010 dos concejales de Plaza Hincul (Neuquén), donde Miguel Ángel Caruso explota salas de juego, denunciaron ante la justicia una maniobra de evasión de deuda por más de $1.2 millones de la empresa Video Drome SA. Sin embargo la justicia provincial desestimó la denuncia.  Unos años más tarde la empresa denunciada realizó una donación directa de dos vehículos al municipio (se registra por resolución 014/2014) por un monto similar al de la deuda.

Otra donación importante de la Fundación M.A.C. (Mucho Amor Para Compartir) que preside la mujer de Miguel Ángel Caruso, fue una ambulancia (modelo Mercedes Benz Sprinter MB ) entregada al municipio de Carlos Paz en diciembre de 2012 al actual Intendente Esteban Avilés.

Otro caso llamativo es el histórico bunker partidario que usaba Unión Por Córdoba (UPC) en cada elección. El inmueble de la calle General Paz 331/339 ubicado en la Ciudad de Córdoba pertenecía a un directivo de la firma Dildrome SA. Según el informe de campañas en elecciones primarias de 2015 a Unión por Córdoba, realizada en mayo de 2016 por el Contador Guillermo Fabio Stefanini, integrante del Cuerpo de Auditores del Poder Judicial de la Nación, y presentada en el Juzgado Federal N°1 con Competencia Electoral a cargo del Doctor Ricardo Bustos Fierro, surge que el inmueble que la agrupación utiliza para sus campañas “no declara alquileres o contrato de comodato, tampoco gastos de telefonía e Internet y ningún gasto de servicio básico pagado por UPC”.

Sin embargo los vínculos de Caruso con el sector político no distinguen colores. Existen documentos que demuestran que en el avión personal del empresario viajaron en febrero de 2012 con destino a Punta del Este, Uruguay, el actual Intendente de la Ciudad de Córdoba, Ramón Javier Mestre, su familia, y funcionarios de su ex Gabinete. El avión es un jet privado, modelo C560, cuya matrícula es LV-AHX, que es de propiedad de la empresa Video Drome SA.

En el 2014 existió una denuncia y pedido de informes de la Legisladora Liliana Montero por una donación de un automóvil Chrysler Familiar Town & Country Limited 3.6, dominio LVC 873 que utilizó el ex Gobernador José Manuel De la Sota, en la apertura de sesiones de ese mismo año y que era propiedad de Schonstatt Wagen SA, nombre oficial de MAC Wagen, la agencia del empresario.

Miramar: un casino sobre un espejo de agua

Las campañas presidenciales son cada vez más caras, los candidatos se gastan millones de pesos para poder instalarse en el electorado. En su momento al ex Gobernador José Manuel De la Sota se lo cuestionó por haber construido a través de Lotería de Córdoba Sociedad del Estado un mega hotel y casino en Miramar. Una pequeña localidad turística al norte de la provincia de Córdoba, de tan sólo 3000 habitantes. El gobierno cordobés gastó siete veces más de lo previsto para construir el nuevo hotel que correspondía por contrato construir a CET S.A. Un emprendimiento que costó $356 millones cuando el presupuesto original era de $50 millones.

Por entonces la Lotería de Córdoba, contrató en 2015 con concurso de precios privados, sin publicidad y sin bases de ofertas la construcción de 30 habitaciones y un spa del Hotel Ansenuza. Algunas firmas como el estudio de arquitectura FWAP, participaron de la construcción del Casino Hotel dirigiendo la totalidad de la obra y vinculado directamente a la empresa CET S.A

El Casino de Ansenuza podría ser la muestra más grande de cómo el negocio del juego es una caja complementaria de la política local. Además cómo a través de la publicidad y propaganda de la Lotería de Córdoba de los últimos años y sobre todo el año 2015, año electoral se duplicó el presupuesto que pasó de 62 millones de pesos en 2014 a 111 millones de pesos en 2015, cuando la partida a ejecutar prevista era de 77 millones de pesos para justificar otros gastos electorales.

 

Quiénes son los grandes apostadores de Argentina

Daniel Angelici. Alias “El Tano”, actual Presidente del Club Atlético Boca Juniors. Uno de los empresarios más importantes e influyente del juego y la política argentina. De origen radical, pero con estrechos vínculos en las altas esferas del poder, el fútbol y los negocios inmobiliarios. Principal operador en la justicia del Presidente Mauricio Macri. Fue uno de los fundadores y Presidente de la Cámara Argentina de Salas, Bingos y Anexos (Casba) desde 2004 hasta 2009. Es socio y accionista de las siguientes empresas de juegos de azar: Betec SA, Gambling TV, Binarge, American Games, World Games y Cronopios (ésta última instala y explota juegos de azar en Córdoba). Actualmente Angelici fue denunciado por Carrio de proteger al Juez Ariel Lijo.

Cristóbal López es el empresario del juego más cuestionado de los últimos años, vinculado a la familia Kirchner y uno de los principales socios de Casino Club SA. Desembarcó en Estados Unidos hace algunos años con una inversión de US$ 80 millones en un complejo de apuestas en Miami. Ex dueño del holding Grupo Indalo que entre sus negocios administraba medios de comunicación, finanzas, alimentos y combustibles. Controla la empresa petrolera Oil Combustible que está dentro de las 5 más importantes del país junto a YPF, Shell, Esso y Petrobras. Actualmente Cristóbal López está preso por evasión impositiva.

Angel Tabanelli. Uno de los principales accionistas del Grupo Boldt. Pasó de tener una empresa gráfica y de seguridad dedicada a la imprenta de billetes y cheques a operar, los casinos más importantes del país durante la gobernación de Eduardo Duhalde. Socio de Cristóbal López, en el Trillenium Casino de Tigre, el Casino Central Mar del Plata, el Casino de Tandil y el Casino de Miramar. Señalado por el ex Vice Presidente Amado Boudou como uno de los denunciadores y operadores en su contra para quedarse con Ciccone y anexarla a su grupo empresario. El empresario argentino está involucrado en la filtración de los Bahamas Leaks donde figuraba como accionista de Wastegate International GMBH y Automación Gráfica, dos firmas offshore.

Daniel Mautone tiene una fortuna creada en base a la timba y aceitados contactos políticos que comenzaron con Eduardo Duhalde y Alberto Fernández. El entrerriano en su momento estrechó vínculos con el ex recaudador de campañas Héctor Capaccioli y el ex gobernador Sergio Urribarri, que le tendió la mano para que creara el lujoso Casino Victoria.

Codere. Empresa de capitales españoles que inició su operación en Argentina en 1991. Es uno de los Grupos con mayor presencia en la Provincia de Buenos Aires, con un total de 14 salas en funcionamiento, más de 6.500 máquinas recreativas y cerca de 8.000 puestos de Bingos. En la actualidad emplea a más de 4.100 personas.

Miguel Ángel Caruso. Titular del Grupo Mac, un importante holding de negocios inmobiliarios, hoteleros, financieros, automotriz, textil y agropecuario. Socio de Aldo Roggio en CET (UTE), empresa que explota el juego en Córdoba. También desarrolla a través de la empresa Video Drome SA. los juegos de azar en varias provincias como Catamarca, Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Misiones, San Juan, Tierra del Fuego, San Luis, Mendoza, Tucumán, La Rioja, Salta, Neuquén, Jujuy, Córdoba, a su vez en seis ciudades de Paraguay y en Bógota Colombia.

Aldo Roggio. Titular del Grupo Roggio, uno de los principales Holdings de Obra Pública en Argentina y América Latina. Entre sus negocios, además del juego donde es socio de Miguel Angel Caruso en CET SA, se encuentran Aguas Cordobesas, Metrovías, Ferrobaires, etc. De aceitados vínculos con el ex Gobernador José Manuel De la Sota y el actual Presidente Mauricio Macri, con el que los une una larga historia como contratistas del Estado. Uno de los mencionados en los Panamá Papers con cuatro sociedades offshore. Actualmente, es uno de los empresarios arrepentidos en la mega causa de “los cuadernos de las coimas”, reconociendo que pagaba sobornos como parte de un entramado de corrupción que salpica al gobierno anterior en el manejo de la Obra Pública

 

*Es la continuación de una investigación e informe especial para FOPEA: “¿Quién controla el juego?”.

 www.investigacionesfopea.com/juego/

Mas en #Politica

Suscribirte

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
ingresa tu mail
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto
equidadyempleo.cba.gov.ar
To Top