Connect with us

#Opinión

Bancor y la tecnología

Susana Pares – Dra en Derecho y especialista en discapacidad

Las personas que pretenden abonar sus tasas o impuestos, y que son clientes “cautivos” de Bancor, deben enfrentarse a una máquina ¿timbradora? obsoleta, ingrata , malhumorada y  monopólica que se niega sistemáticamente a leer los códigos de barras, tarjetas de débito, o devuelve el dinero si se paga en efectivo.-

Así el cumplimiento de una obligación tributaria, se vuelve un viaje caro, lento y a veces sin el final esperado.-

En alguna sucursal hay una sola timbradora, y una cola de sufrientes contribuyentes esperan que el que les precede finalice, no sin antes, cambiarles los billetes de$ 100 por otro, que por  alguna razón la máquina no acepta

Cuando se supera la paciencia y los métodos posibles, hay que recurrir a un empleado del Banco, quien debe asistir a “cada cliente” de modo personal.-

En ese momento es que se aprenden nuevas tecnologías, a saber: para poder apretar las teclas que corresponden al pin hay que usar la esquina de la tarjeta de débito o tener una uña afiladísima. Además permanecer, sin respirar, rogando a alguna deidad, para que no hay que iniciar de nuevo el trámite. Ello implica estar casi inmóvil .

Hay que preguntarse entonces: ¿ ese servicio puede ser usado por persona con discapacidad o un adulto mayor?

Enfáticamente: No!  Bancor parece que ha olvidado que el acceso a la tecnología es un derecho,  y un medio  para acordar mayor independencia a los grupos vulnerables.-Seria bueno que en medio de las elucubraciones para hacer más rentable el Banco de la Provincia, las autoridades del mismo se ocuparan de estos temas.

Mas en #Opinión

Suscribirte

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
ingresa tu mail
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto
To Top