Connect with us

Los datos sensibles, expuestos insensiblemente

#Opinión

Los datos sensibles, expuestos insensiblemente

Por Prof. Dra. Susana Parés

Hemos amanecido con la noticia que el uso de una aplicación, para estacionar en las calles de la ciudad de Córdoba, ha expuesto datos sensibles: tarjetas de débito, de crédito de usuarios, con consecuencias inimaginables y sin que se estén dando las explicaciones pertinentes.

También los últimos días la UCR ha expuesto en las redes sociales que a sus afiliados les ha llegado el voto de Diputados de la lista “corta” con distintas candidaturas a Presidente. En lo que aparentemente, sería el uso indebido de datos protegidos.

Los avances tecnológicos han llevado a la persona a alcanzar -en poco tiempo- niveles extraordinarios en investigación, ahorro de tiempo, y otros beneficios. Pero eso no dice que haya mejorado -a niveles deseados- la calidad de vida y la calidad institucional.

No podemos aspirar que lo que no conseguimos con diálogo, esfuerzo, responsabilidad, lo obtengamos por la “magia” tecnológica. Porque si no asumimos que las mismas fallas humanas (picardías, omisiones, y un largo etcétera) las trasladamos a las TIC, estaremos empantanados, por siempre.

Nuestra vida, se despersonaliza, hablamos con máquinas, nos quejamos apretando una serie infinita de números…pero ¿hemos mejorado nuestra calidad diaria?

Orwell, lo anticipó, nuestra vida es conocida…por quienes no quisiéramos que se conozca.

La obligación de dejar nuestra huella digital, nos expone, con niveles no mensurados, y con pocas posibilidades de lograr una reparación, si se exponen sin consentimiento.

No hace mucho una empresa fue obligada a pagar cifras no conmensurables por exponer datos de sus clientes. ¿Pasará acá?

Un ejercicio de solvencia institucional amerita que al menos se le brinde a los usuarios, información clara, precisa y contundente de lo acontecido y sus alcances, habida cuenta que la información indica que algunos usuarios habrían “abonado involuntariamente” algunos estacionamientos.

Y en relación a la filtración de data electoral, antes o después, debe encontrarse a los responsables y proceder en consecuencia.

A veces parece que muchos no recuerdan que ser ciudadano digital, o acceder a las TIC, es un derecho y no un deber.

Personalmente, prefiero el error humano, una pequeña demora, subsanable y no un daño colectivo  ¿irremediable?.

Mas en #Opinión

Suscribirte

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
ingresa tu mail
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto
To Top