Connect with us

GEN 107.5 FM

La falta de perspectiva de género en los medios

#Género

La falta de perspectiva de género en los medios

Tras conocerse la noticia de cinco jóvenes que abusaron y violaron a una niña de catorce años en un camping de Miramar, varios medios de comunicación dieron a conocer este hecho de una manera misógina y amarillista. 

El 2018 nos dejó una movilización por parte de la ola feminista en donde vimos reflejado el avance y deconstrucción que, de a poco, este movimiento va logrando. Las pequeñas conquistas en torno al machismo se están instalando más firme que nunca.

Pero lo cierto es que todavía hay quienes no se amoldan a este cambio socio cultural que está sucediendo. Los medios de comunicación son los primeros en tildar con una terrible misoginia a las víctimas de abuso, violación o violencia.

Por años hemos visto cómo se divulgan las fotos e información de la víctima pero nunca de los femicidas o violadores, incluso los casos siempre son llamados con el nombre de las mujeres y no se conoce el nombre del agresor.

Siendo los medios una herramienta esencial en ésta nueva era del excesivo consumo de las redes sociales, se pone en evidencia el mal uso de la información que luego eso provoca que sigamos alimentando ese pensamiento medieval de “culpar a la víctima” y sobre todo cuando es mujer.

No solo el hecho ocurrido en Miramar es violento, sino que además, el tratamiento periodístico que le dieron en varios canales de noticias, fue espantoso. Desde TN dieron como “dato” que los 5 jóvenes acusados de violación eran de “clase media alta”, que por lo tanto tienen una “buena educación” y se trataría de un hecho “atípico” por lo que no darían con el “perfil esperado”.

A esto, le sumaron la culpabilización de la joven y de su entorno familiar para justificar la violación. Todo este mecanismo rápidamente fue denunciado desde las redes sociales, donde numerosas personalidades y periodistas advirtieron particularmente sobre una nota publicada por el diario Clarín.

En la nota se habló de una “carpa del horror”, con “botellas de fernet y alcohol por todos lados”, naturalizando el hecho y destacando un ambiente de “descontrol” en donde sentenciaron que el problema fue la joven de catorce años, que “no debió estar allí, sino con sus padres y su hermano festejando el año nuevo, en otra carpa”. 

Por último, el desenlace de la publicación decía: “Todo terminó mal, con cinco hombres acusados por violación, detenidos por la Policía”, en referencia a los acusados, que permanecen detenidos bajo la presunción de “abuso sexual con acceso carnal agravado”. Un delito para el que se prevén entre ocho y veinte años de prisión.

La nota de Clarín replica y alimenta un “sentido común” que busca poner la responsabilidad de la violencia en las propias víctimas del abuso, al considerar que provocaron la situación que vivieron. Algo similar al tratamiento que muchas veces reciben las mujeres por parte de la Justicia y de otras instituciones del Estado, que colaboran activamente en la producción y reproducción de la violencia machista.

Sin ir muy lejos, recordemos el fallo de la justicia de Mar del Plata, que desestimó las pruebas que incriminaban a los acusados del femicidio de Lucía Pérez; o la cobertura que también realizó el diario Clarín cuando se la encontró sin vida, sugiriendo que “se lo buscó” porque mintió a sus padres o le gustaba fumar porro; o la que realizó cuando se conoció el femicidio de Melina Romero, a la que describió como “una fanática de los boliches que abandonó la secundaria”.

Si bien hay una gran responsabilidad de los mismos periodistas, de los medios y de las empresas en el rol que ejercen al reproducir y naturalizar los mandatos, estereotipos y prejuicios con los que este sistema justifica la opresión de las mujeres, también hay que reconocer la falta de tratamiento con perspectiva de género.

Es fundamental que profesionales de la información sean capacitados por las mismas empresas en las que trabajan para que, a la hora de escribir o relatar algún hecho de género, sea emitido de una manera correcta. De este modo se lograría romper con esos micromachismos que los mismo medios imponen y que condicionan al lector que los consume.

 

Mas en #Género

Suscribirte

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
ingresa tu mail
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto
To Top