Connect with us

GEN 107.5 FM

¿Cómo afecta la crisis económica a la niñez y adolescencia?

#PobrezaEnArgentina

¿Cómo afecta la crisis económica a la niñez y adolescencia?

En estos días se dieron a conocer los números de la pobreza e indigencia en el 2018. Mientras que la pobreza se ubicó en un 32%, la indigencia trepo al 6,7%. Esto agravado por la caída de la economía, en enero por noveno mes consecutivo con una variación negativa interanual de 5,7%, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Estos datos tienen claras consecuencias y son palpables cada vez más en toda la población. En marzo UNICEF publicó el informe: “Efectos de la situación económica en la niñez y adolescencia en Argentina.”

El informe de UNICEF, fue realizado durante octubre del año pasado, en el Conurbano bonaerense y en las zonas centro, sur y norte del país. Según los últimos datos recabados, entiende que el 42% de niños y adolescentes viven bajo la línea de pobreza, en total serían más de 5.5 millones.

Además el 8,6% viven en hogares que no alcanzan la canasta básica. Y el 48% sufren al menos una privación en sus derechos básicos.

En su introducción, el trabajo comienza criticando la ausencia de esta problemática en la agenda pública, y la falta de propuestas y desconocimiento, por parte de los que elaboran la agenda electoral. Proponiendo que para llegar a una solución concreta se necesita un consenso general, por parte de la dirigencia política.

Algunos resultados particulares son, en cuanto a nutrición, la simplificación de la dieta, esto quiere decir que aumentaron el consumo de harinas y azúcar. Además, han aumentado los casos donde las familias comenzaron a eliminar algunas comidas. En este sentido, el informe indica: “Los relatos dieron cuenta de la eliminación de determinadas comidas por parte de los adultos, principalmente las mujeres: por ejemplo, suprimir la cena y reemplazarla con mate muy azucarado con el objetivo de hacer “rendir la comida” y que esta sea consumida por otros integrantes del hogar, principalmente los niños, niñas y adolescentes.”

El informe indica también, que en la mayoría de los casos relevados, la canasta de alimentos “…depende en gran medida del acceso a bolsones, cajas de alimentos y apoyos alimentarios gubernamentales.”

Algunas consecuencias de esta situación se dan en la salud, en este sentido: “En paralelo, niños, niñas y adolescentes manifestaron “sentir hambre”, de forma somática, la cual se expresa en trastornos del apetito, dolores de cabeza, entre otros. Los referentes de comedores y el personal de salud entrevistado mencionaron un incremento de los padecimientos vinculados al hambre producto de la escasa o mala nutrición.”

En cuanto a la salud, el informe rescata que: “Las afecciones más mencionadas fueron las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA), principalmente gastroenteritis y diarreas, posiblemente asociadas a las prácticas de búsqueda y recolección de desperdicios en basurales.”

En sus conclusiones, el informe describe como estructural, y que su raíz se desprende de la problemática laboral, precarización e informalidad del trabajo.

El sociólogo, Gonzalo Assusa, sostiene que: “En la medida en que siga habiendo una política de distribución regresiva; de enfriamiento de la economía para mantener la macro estable; desincentivo del consumo; de no intervención sobre la dinámica del mercado; no solamente no puede variar, sino que ademas puede variar para mal.”

Destaca que el informe de UNICEF, describe y deja en evidencia lo preocupante de la situación: “Ademas de haber más pobres, viven peor.” Y hace hincapié en una situación que el informe data desde hace un tiempo: “Desde octubre de 2018, dejaron de cenar, de tener una comida al día. Los adultos están comiendo menos para sostener la comida de los chicos.” Y esto tiene una consecuencia directa en la salud: “…además están pasando, como muestra el informe, por trastornos psicológicos, producto de la situación económica.”

Y por último, en relación al futuro, si estas condiciones se sostienen en el tiempo, Assusa concluye: “Efectos a largo plazo, condiciones de escolarizacion mucho peores; la inserción nula en el mundo del trabajo, genera una trayectoria laboral con muchos problemas, y esto tienden a sostenerse en el tiempo. Esto no solo impacta en términos de salud psicofísicas, sino en desmedro de alcanzar una mejor calidad de vida.”

Lo que deja claro el informe es que en esta crisis económica, el sector más afectado es la infancia y adolescencia. El dato que la mitad de niñas, niños y adolescentes tienen algún derecho vulnerado, marca las condiciones en las cuales están creciendo.

 

Documento completo acá:

Los Efectos de La Situación Económica en La Niñez y Adolescencia en Argentina by Mauricio Diaz on Scribd

Mas en #PobrezaEnArgentina

Suscribirte

Sí, soy humano*

Se ha enviado un mensaje de confirmación; por favor, haga clic en el enlace de confirmación para verificar su suscripción.
El email ya esta en uso
ingresa tu mail
Tienes que cliquear el captcha
El captcha no es correcto
To Top